El reportaje sobre Francisco Marroquín se halla en http://tinyurl.com/dxej29m.

Devoto de la educación y defensor de los indígenas, Francisco Marroquín fue una figura señera y ejemplar durante la Conquista y los primeros años de la Colonia en el Reyno de Goahtemala. Hoy se cumplen 450 años de su fallecimiento y el diario Prensa Libre publicó un reportaje sobre este hombre insigne cuyo nombre lleva la Universidad Francisco Marroquín. Otras fuentes señalan que murió el 9 de abril.

Para lograr que los indígenas gozaran de libertad para trabajar sus milpas, [el obispo] Francisco Marroquín compró tierras en un paraje cercano a Santiago de los Caballeros, donde se formó el pueblo de San Juan, por él denominado “del Obispo”, donde construyó una residencia de descanso en 1547, la cual constituye el único ejemplo de arquitectura del siglo XVI que se conserva en Antigua Guatemala. Marroquín se preocupó constantemente por el bienestar de sus feligreses. En 1556 fundó el Hospital de Santiago; en 1563, el Colegio de Niñas Huérfanas. Trató también de fundar conventos de monjas. En 1562 acordó con los dominicos el establecimiento de un colegio universitario, para lo cual dejó dinero y tierras –este sería, con el paso del tiempo, el Colegio de Santo Tomás de Aquino, germen de la Universidad de San Carlos–. Trató de fundar también una universidad, pero pasarían más de cien años para que se concretara, cuenta el reportaje.

La fundación de la Universidad de San Carlos de Guatemala -primera de Centroamérica y cuarta del continente americano- se debió a gestiones de Francisco Marroquín ante el Rey de España. Marroquín fundó el Colegio Universitario de Santo Tomás (precursor de la Universidad de San Carlos de Borromeo), en 1562 y en él se impartían las cátedras de derecho, filosofía y teología.

Guatemala guarda buen recuerdo de Francisco Marroquín y su imagen se muestra en estampillas de correos y en los billetes de Q100.

Vídeos sobre Francisco Marroquín:

Contacto:
Giancarlo Ibárgüen S.
Rector
rectoria@ufm.edu



.