En el Laboratorio de Nutrición se desarrollan diversos alimentos.

Con un índice de aproximadamente 54%, la elevada desnutrición infantil que hay en Guatemala motivó a estudiantes y profesores de la Escuela de Nutrición de la Universidad Francisco Marroquín, a desarrollar una

bebida nutritiva  con mayor valor nutricional que la leche y que otras existentes en el mercado.

“La misma fue desarrollada con base en el amaranto y se presenta lista para tomar.  Es de larga duración y su precio es similar al de otros productos disponibles explicó Leticia Almengor, coordinadora del Laboratorio de Nutrición, de aquella unidad académica.

El amaranto tiene más proteínas que las acelgas y las espinacas; más calcio que aquellas y la col; y más niacina, riboflavina y tiamina que aquellos vegetales.  El amaranto también provee más calorías que el maíz, el centeno, la soya y el trigo.  Tiene más proteínas que el maíz, el centeno y el trigo; y más carbohidratos que la soya.

El amaranto fue una planta muy apreciada entre los pueblos precolombinos. El desconocimiento de los conquistadores ocasionó que su consumo disminuyera. Actualmente las investigaciones científicas le están restituyendo su lugar como recurso nutricional y económico.