090220 CEx.jpg

Vista de una de las actividad en la que participaron los estudiantes de Psicología, de la UFM, como parte del curso de Filosofía Social.

Estudiantes de Filosofía Social de Hayek, curso que imparte el Centro Henry Hazlitt, participaron en un ejercicio de práctica socrática y de cuerdas organizado por aquella cátedra y por el Centro de Excelencia de la Universidad Francisco Marroquín. Esta clase está integrada por estudiantes de Psicología.

Carla de Hess, directora del Centro de Excelencia condujo la dinámica y exploró, con los estudiantes, las implicaciones de la misma durante la actividad que se celebró el 19 de febrero de 2009.

“El objetivo buscado fue el de ayudar a los estudiantes a descubrir cómo es que funciona un orden espontáneo, y en qué se diferencia de un orden creado. También cómo es que al perseguir uno sus propios fines se alcanzan fines comunes y cómo es que el conocimiento disperso enriquece más a la sociedad que el conocimiento concentrado”, explicó el profesor del curso, Luis Figueroa.

Al referirse a la experiencia, los estudiantes expresaron que ayuda a entender las diferencias entre un cosmos y un taxis; que aclara los conceptos que están leyendo en la clase; y que expone los riesgos de centralizar las decisiones y el conocimiento. También se refirieron a las frustraciones que se generan cuando hay planificación centralizada y a los problemas que enfrenta la autoridad cuando no responde a las expectativas. Durante el taller se habló de temas como el conocimiento disperso y la división del trabajo.

El curso de Filosofía Social es impartido por el Centro Henry Hazlitt cuya misión es la planeación, ejecución y control de todos los cursos relacionados con filosofía y el proceso económico, que imparten dentro y fuera de la Universidad. A lo largo del año organiza una serie de charlas y conferencias, impartidas por profesionales nacionales y extranjeros, que han sobresalido por sus ideas y logros, y comparten con nosotros la inquietud de formar personas con sólidos principios éticos, deseosas de conquistar la excelencia en todas las manifestaciones de su vida.

El profesor auxiliar de esta clase es el licenciado Carlos Posadas; y en el taller, Jessica Reyes, del Centro de Excelencia, auxilió a Carla de Hess.

El Centro de Excelencia es un proyecto educativo dirigido a los estudiantes de la UFM y a personas externas para contribuir a su educación integral, al desarrollarles habilidades de trabajo en equipo y liderazgo.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Carla de Hess, Centro de Excelencia
hess@ufm.edu



.