Las pruebas presentan desafíos para los participantes.

Como parte del programa de integración de los estudiantes de maestría, en la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín, un segundo grupo de estudiantes del MBA recibió un taller de integración en el Centro de Excelencia de esta casa de estudios.

“Para el efecto fue utilizada la técnica de cuerdas”, explicó Carla de Hess, directora del Centro.

Las instalaciones de cuerdas del Centro de Excelencia se encuentran en una loma detrás de la Bibioteca Ludwig von Mises, que también forma parte del Arboretum  de la UFM. Más de 1,500 personas han recibido talleres que incluyen dinámicas de cuerdas en la Universidad, incluyendo estudiantes, personal docente y administrativo de esta casa de estudios; así como estudiantes de otras instituciones y empresas.

El Centro de Excelencia es un proyecto educativo dirigido a los estudiantes de la UFM y a personas externas para contribuir a su educación integral, al desarrollarles habilidades de trabajo en equipo y liderazgo.

Algunos comentarios de los participantes fueron:

  • Creo que fue una excelente experiencia donde se aprende a trabajar en equipo, pues aprende uno a confiar en los demás.
  • Fue divertido, educativo, muy recomendable.
  • Me pareció muy productivo con mucha enseñanza de por medio, uno aprende a valorar mucho el trabajo en equipo.
  • Son muy bien dirigidas y preparadas, ayudan a abrir la visión de las personas de una manera amena.
  • Muy desafiante, hace que podamos trabajar en equipo y alcanzar grandes retos.
  • Excelente, muy aplicable a la vida.Los objetivos que persigue el taller tiene mucha aplicación práctica en la industria.
  • Me pareció una experiencia enriquecedora.
  • Muchos aprendizajes, excelentes analogías con la vida diaria y de negocios.
  • Creo que es una actividad donde uno aprende no solo de los retos, sino como aplicarlo en la organización.    

Más fotos, aquí.