Los estudiantes de Nutrición, de la UFM, en el CTC

El proceso de conservación de cárnicos, su evaluación nutricional y los puntos de riesgo durante su proceso, es el título del  trabajo efectuado por las estudiantes de Tercer Año de la Escuela de Nutrición, de la Universidad Francisco Marroquín en un una planta piloto-escuela del Centro de Tecnología de la Carne.

“Durante dos días las alumnas y maestras aprendimos el arte de embutir y efectuamos las evaluaciones pertinentes”, explicó la profesora Leticia Almengor, de la UFM.

“Guatemala es un país con un consumo elevado de productos cárnicos. En el mercado existe una gran variedad de jamones y salchichas, y muchas veces los consumidores no tiene el conocimiento necesario para poder elegir entre un producto de buena calidad y uno que su contenido de carne sea casi nulo. 

Es por eso que es de suma importancia aprender y tener los conocimientos básicos acerca de la preparación y elaboración de productos cárnicos, y así formar un criterio para elegir siempre los productos de mejor calidad y los que sean beneficiosos para la salud”, dice el estudio.

Las conclusiones del estudio (
[images/070425_nutricion_embutidos.pdf PDF]), fueron que:

Para obtener un producto final libre de microorganismos patógenos es necesario un buen control de los puntos críticos de control, además de unas buenas prácticas de manufactura. Las salchichas Frankfurt son una fuente de proteínas de alto valor biológico por su contenido de aminoácidos esenciales como leucina, isoleucina, lisina, valina, fenilalanina, treonina, histidina, triptófano y metionina. La salchicha Munich es un alimento de alto valor nutritivo por su contenido elevado en proteína, minerales y aminoácidos, y es de considerar que posee gran cantidad de grasa y colesterol. El jamón de pollo California se caracteriza por contener proteínas de buena calidad y por  un producto bajo en grasa.El jamón Pullman es un producto rico en proteínas y minerales, sin embargo hay que tener precaución por su contenido alto en colesterol y ácidos grasos saturados. Es necesario un control estricto de la materia prima, ya que en el caso del MDM que es un producto elaborado de pollo, o pavo, la Salmonella es un factor importante. El CTC se encarga de controlar que durante el proceso de elaboración de embutidos se lleven a cabo Buenas Prácticas de Manufactura,  para garantizar que los productos sean seguros para el consumo humano; las mismas se centralizan en la higiene y forma de manipulación de los embutidos. Más fotos,
aquí