Vista panorámica del lactario.

Estudiantes de Segundo año de de la Escuela de Nutrición, de la Universidad Francisco Marroquín, elaboraron un estudio de tipo observacional en el lactario de un hospital estatal, mismo que devino en el mejoramiento sustancial de los procedimientos y condiciones de esas instalaciones, informó Marta Leticia Almengor, coordinadora del Laboratorio de Nutrición de la Escuela de Nutrición.

El objetivo del estudio fue localizar puntos críticos de control en el área de lactario y pediatría de un hospital estatal, el cual fue identificado a nivel del proceso de esterilización de la formula infantil.  En el lactario, y debido al gran número de infecciones adquiridas por los niños allí hospitalizados, se investigaron a fondo las causas últimas de contaminación en personas, mobiliario, formulas infantiles y demás enseres que constituyen un peligro para la inocuidad del alimento consumido por los pacientes por lo cual se establecieron los prerequisitos operacionales para su respectivo control.

En el nosocomio se encontró contaminación con  Citrobacter freundii, Citrobacter sp, Enterobacter sp, Enterococcus sp y gran parte con  Escherichia coli en las formulas infantiles y materias primas. Además de estos, fueron aislados una gran cantidad de hongos ( Aspergillus flavus, Aspergillus fumigatus, Fusarium sp)  en el aire de dichas áreas con una peligrosa predominancia en el área de aislamiento. Esto es un riesgo para la salud de los infantes ya que estos llegan al hospital con un sistema inmunológico ya afectado. 

“Las facilidades actuales se encuentran en remodelación a raíz de los resultados presentados por la Escuela de Nutrición de la UFM”, explicó Almengor.

El sistema de Análisis de peligros y puntos críticos de control busca determinar los puntos críticos de control en cualquier tipo de instalación donde se manejen y administren productos alimenticios. Su objetivo lograr un estado de inocuidad, seguridad y sanidad con un cumplimiento de buenas practica de higiene y manufactura. 

Se logro determinar que tanto las personas que laboran y las áreas están contaminadas seriamente. No existe un control interno para verificar el buen uso del autoclave y por consiguiente la esterilidad de las formulas durante el autoclaveo. Las formulas que se llevan del área de lactario al departamento de pediatría, no cumplen con las reglas sanitarias, tanto por un mal calculo nutricional como por ser un buen sitio para cultivo de microorganismos y bacterias. Por tanto, los pacientes que las consumen, empeoran su estado de salud y muchos llegan a la muerte. Aparte de este problema, las personas que laboran allí no cumplen con los requisitos de higiene personal necesaria y por tanto no ponen en práctica las reglas de higiene en el desempeño de sus funciones.