Los estudiantes del EPRI mientras resolvían uno de los ejercicios.

Estudiantes de Filosofía Social, del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco Marroquín, participaron en un ejercicio de práctica socrática organizado por aquella cátedra y el Centro de Excelencia de la Universidad.

Carla de Hess, directora del Centro de Excelencia condujo la dinámica y exploró, con los estudiantes las implicaciones de la misma.

“La actividad estuvo buenísima. Creo que se busco el mejor método (y la persona indicada). Ojalá y hubiera más oportunidades para que el alumno saque sus conclusiones. Personalmente me quede sorprendida de como funciono todo el asunto, aprendí algo y le conté a mis compañeras en la Residencia Verapaz (donde yo vivo, somos 50 estudiantes) incluso pensamos hacer el experimento un día”, explicó la estudiante Shirley Lemus.

“La actividad de ayer estuvo muy buena, porque en serio que me hizo pensar cosas que nunca había analizado, estuvo muy interesante”, dijo la estudiante Cynthia Marcucci.

“Fue muy interesante y enriquecedora porque con una simple actividad como el de los nudos pudimos comprender como funcionamos en sociedad.  La dinámica nos enseñó diferentes tipos de órdenes sin la necesidad de largas clases magistrales sobre el tema. Este tipo de ejercicios son los que se le quedan grabados a uno como alumno”, añadió la estudiante Natalia Orue.

“El objetivo, alcanzado por los mismos estudiantes, fue el de comprender cómo funciona un orden espontáneo, cómo es que al perseguir uno sus propios fines se alcanzan fines comunes y cómo es que el conocimiento disperso enriquece más a la sociedad que el conocimiento concentrado”, explicó el profesor, Luis Figueroa.

El curso de Filosofía Social es impartido por el 
Centro Henry Hazlitt cuya misión es la planeación, ejecución y control de todos los cursos relacionados con filosofía y el proceso económico, que imparten dentro y fuera de la Universidad. A lo largo del año organiza una serie de charlas y conferencias, impartidas por profesionales nacionales y extranjeros, que han sobresalido por sus ideas y logros, y comparten con nosotros la inquietud de formar personas con sólidos principios éticos, deseosas de conquistar la excelencia en todas las manifestaciones de su vida.

El Centro de Excelencia es un proyecto educativo dirigido a los estudiantes de la UFM y a personas externas para contribuir a su educación integral, al desarrollarles habilidades de trabajo en equipo y liderazgo.

Más fotos,
aquí.