Vista general de la exhibición de libros dañados, en la Biblioteca Ludwig von Mises

Con el nombre de  Enemigos irreconciliables, se exhibe, en la Biblioteca Ludwig von Mises, de la Universidad Francisco Marroquín, una selección de libros dañados por la humedad.  El objetivo de la misma es informarles, a los usuarios, sobre los daños que la humedad y la lluvia les causan a los libros, informó Adelaida Loukota, coordinadora de Relaciones Públicas de la Biblioteca.  La exhibición estará abierta hasta el lunes 9 de julio.

“Como estamos en época de lluvia nos surge la inquietud sobre el cuidado que debemos tener con los libros y otros materiales que sacamos de la biblioteca en calidad de préstamo externo. Cuando regresan estos materiales, ¿se están revisando bien? Si un libro u otro material se humedeció cuando era consultado dentro de la biblioteca, se sabe qué hacer en esos casos?”, así justificó la exhibición Nora Domínguez, coordinadora de Procesos Técnicos, de la Biblioteca.

¿Qué efectos tiene el agua sobre el papel?Aumento de peso y volumen y por lo tanto su deformación Apelmazamiento de las hojas Deformación del papel Pérdida de resistencia Solubilización de tintas Desteñido de las cubiertas de piel Problemas con los adhesivos que se usan para pegar los libros La humedadOcasiona la aparición de hongos y bacterias. Además otros microorganismos e insectos como las cucarachas y los pececillos de plata se dan mejores en ambientes húmedos y el piojo del libro, por ejemplo, se alimenta de los hongos que encuentra en el papel.  Los hongos descomponen las hojas de papel de tal modo que se va perdiendo bloques completos de información contenida en las mismas. 

¿Cómo sabemos si un hongo está vivo?El papel se vuelve frágil y aparecen manchas de colores vivos. Si hubiera un ambiente húmedo, o libros húmedos cerca, es muy probable que el hongo esté activo.  En ese caso lo más conveniente es observar las obras que están próximas y detectar las que se encuentren dañadas para aislarlas inmediatamente. 

Por todo lo anterior es que en el departamento de Circulación de la Biblioteca Ludwig von Mises, en el momento del préstamo se entrega una bolsa para que se protejan los libros.

Si el personal encuentra un libro húmedo, o con manchas de humedad, se sugiere que lo envíe al taller de restauración. En caso de hongos esas obras serán colocadas en bolsas pláticas y de esa manera evitaremos daños como los que muestran los libros de esta exposición, daños irreparables para el fondo documental de una biblioteca.

Más fotos,
aquí