La exhibicion incluye una variedad de libros sobre distintos temas.
Fotos por Angela Reyes.

Por su contenido sexual, porque usa lenguaje obsceno y violento, por ser procomunista, porque discrimina, todas estas razones han sido esgrimidas para censurar novelas, entre ellas grandes clásicos de la literatura, y evitar que su contenido sea conocido por las personas.

Ese es el tema de la nueva exhibición de la Biblioteca Ludwig von Mises, la cual celebra la libertad de leer, pensar y opinar. Bajo el título Libros prohibidos, los lectores se sorprenderán al saber que muchas obras que podrán considerarse inofensivas en un momento fueron prohibidas.

¿Qué es un libro prohibido? Es un libro que ha sido retirado de las estanterías de algunas bibliotecas o salones de clases debido a su contenido polémico. En otras épocas, los libros prohibidos no se publicaban o hasta podían ser quemados.

Algunas de las razones para censurar un libro bordan en lo irracional y humorístico. Por ejemplo, Twilight, la novela que se convirtió en un éxito taquillero, fue prohibida por mostrar posiciones religiosas y violencia; Brave New World por contenido racista y sexual, To Kill a Mockingbird porque institucionalizaba el racismo y The Perks of Being A Wallflower por promover puntos de vista anti familiares, drogas, homosexualidad, lenguaje ofensivo y sexo explícito.

La exhibición es una muestra de apoyo a la libertad de expresión, también invita a los lectores a reflexionar sobre los motivos por los cuales ciertas personas consideran ciertas obras como objetos de censura.

Los libros incluidos en la exhibición de la BLvM son parte del listado de la American Library Association (ALA) de textos que fueron retirados de bibliotecas y escuelas de los Estados Unidos de América a petición de padres de familia y diversas asociaciones.

La ALA realiza una actividad anual que celebra la libertad de leer. Durante una semana se exponen los beneficios del acceso libre y gratuito a la información y los efectos nocivos de la censura de los libros.

Cada año la semana de libros prohibidos recuerda la importancia del derecho constitucional a la libre expresión y el poder de la literatura y hace un llamado a la reflexión sobre el peligro que existe cuando las restricciones son impuestas a la disponibilidad de información en una sociedad libre.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Karla de Peña
RRPP de la Biblioteca
lvmrrpp@ufm.edu



.