Vista de las jacarandas en el estacionamiento de los estudiantes, desde la Plaza de la Libertad.

En Guatemala, esta es la temporada de las jacarandas que florecen y adornan el paisaje en una explosión de color. El campus de la Universidad Francisco Marroquín no es la excepción y quienes lo recorran podrán apreciar que sus jardines están vestidos de morado.

Su época de floración es de febrero a marzo cuando los árboles botan todas sus hojas y solamente tienen miles de flores. Sus flores son de color morado intenso y están dispuestas en grandes panículas. Los frutos semejan a castañuelas; son de color marrón oscuro y tienen semillas aladas.

A pesar de ser nativo de Suramérica, el árbol de jacaranda ha sido naturalizado y es muy popular en Guatemala. Se encuentra sembrado en varios jardines y calles del país. El árbol presenta un verdadero espectáculo en febrero, marzo y abril, cuando bota todas sus hojas y se llena de las flores que adornan sus copas. Luego, al caer, éstas forman alfombras naturales de tonos morados.

Además de ser usada como planta ornamental, en la medicina tradicional las flores de jacaranda son hervidas en agua y luego usadas como tratamiento contra las amebas. En algunos países suramericanos también se usa la madera para hacer trabajos de laminado.

La casa de la libertad cuenta con un Arboretum virtual, y las especies animales y vegetales que lo habitan están siendo clasificadas, fotografiadas y dibujadas. El Arboretum ofrece lecciones perdurables para todos aquellos interesados en proteger el medio ambiente: que son las personas en lo particular quienes deben preocuparse y responsabilizarse de su entorno, procesando la información específica de tiempo y lugar de sus localidades para descubrir nichos ecológicos. Que no existe incompatibilidad entre el crecimiento económico y la calidad del medio ambiente.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Ana Lucía Ortiz
Arboretum
luciaortiz@ufm.edu



.