El reportaje sobre Cafella se halla en http://tinyurl.com/n383hlp.

Farina Galán hace muchas cosas con su vida. Estudia Historia del Arte en el Departamento de Educación, trabaja en el Museo Popol Vuh y es profesora de enseñanza media. Ocupada como podrá parecer, aún tiene suficientes energías para dedicar tiempo a lo que ha sido su pasión desde pequeña, el canto.

De este amor surgió Cafella, un grupo vocal que nació en 2011 por iniciativa de ocho jóvenes con estrechos lazos de amistad en el ambiente musical coral. La mayoría de ellos, como Farina, canta desde hace más de doce años en distintos coros y otros proyectos que cada uno ha tenido individualmente.

Y cuando de Cafella se le pregunta, Farina no oculta su entusiasmo. Me disculpo si me extiendo mucho, cuando se trata de Cafella no puedo hablar poco, expresó al ser entrevistada.

En recientes fechas Revista D, el suplemento dominical de Prensa Libre, publicó un reportaje que traza la historia del grupo:

El gusto por cantar lo traen desde pequeños. Las horas de ensayo compartidas, durante 10 años en el Coro Nacional Infantil, y luego Juvenil, originó la amistad, y el amor por el canto los llevó a formar, hace dos años, el grupo vocal Cafella, un juego de palabras entre a capela –crear música únicamente por medio de la voz– y café […] En dos años, Cafella se ha presentado en varios escenarios nacionales y empiezan a abrirse campo en el extranjero. La primera experiencia fuera de nuestras fronteras fue en noviembre del 2012, cuando participaron en el festival de México. Cafella se ha trazado metas altas para representar a Guatemala, como debe ser […] Sus integrantes están conscientes de que para obtener resultados de calidad se requieren muchas horas de práctica.

El objetivo detrás de Cafella, cuenta Farina, una de las contraltos del grupo, es crear y compartir música coral en un ambiente de disciplina y trabajo. A pesar de ser muy amigos los miembros toman en serio su papel para alcanzar sus metas. Por ejemplo, mantienen un régimen de ensayo de más de 12 horas a la semana. La constancia que muestran llevó al grupo a representar a Guatemala en Costa Rica este año.

Desde niña Farina tuvo una gran sensibilidad por la música. Le encantaba sentarse a escuchar por horas los discos de su papá hasta que llegó a memorizar y cantar todas las letras.

Dado el gran interés que la pequeña Farina mostraba, sus papás la motivaron a cantar en coros. A los ocho años hizo su primera audición en el Coro Nacional de Niños y desde entonces no ha dejado de cantar, estudiar música y de pertenecer a agrupaciones musicales.

Mientras avanzaba en edad se le presentaron oportunidades para trabajar con personas del gremio musical, llegando a participar en el montaje de obras mayores en Guatemala y los Estados Unidos, en giras didácticas dentro del país y en varios proyectos corales.

Desde los ocho años he tenido comprometidos todos mis sábados, día en el que ensayamos. He tenido lecciones muy grandes de responsabilidad, compromiso y disciplina, cuestiones que han formado mi carácter. Cantar se ha vuelto parte indispensable de lo que ahora soy. Nunca lo he visto como un sacrificio. Es todo lo contrario, es lo más liberador que he encontrado en la vida, es mi manera de ser, es lo que más disfruto y lo que realmente me hace feliz, agrega la cantante.

Contacto:
Farina Galán
Museo Popol Vuh
comunicacionmpv@ufm.edu



.