Giancarlo Ibárgüen S. en la Plaza del Banco Industrial.
Foto por Angela Reyes.

La bandera de Guatemala simboliza un país libre e independiente. Pero del símbolo a la realidad hay un gran trecho. Conviene recordar que el hombre, animal social, es libre y necesita serlo. Nada puede justificar nunca la coerción sobre su pensamiento y su actividad pacífica. Cuando la libertad de su pensamiento y de su actividad son quebrantados arbitrariamente se produce una descomposición moral y económica, dijo Giancarlo Ibárgüen S., ex rector de la Universidad Francisco Marroquín durante el acto en el que recibió un homenaje de parte del Banco Industrial.

Lea el discurso completo aquí (PDF).

El 17 de agosto de 1984, con motivo del Día de la bandera, el Consejo de Administración del Banco Industrial, fundó el Programa Cívico Permanente, con el propósito de fortalecer los valores cívicos de los guatemaltecos y reconocer el aporte constructivo de personas e instituciones que engrandecen con su esfuerzo diario a Guatemala.

El 19 de agosto de 2013 fue objeto de aquel reconocimiento el doctor Giancarlo Ibárgüen S., emprendedor y educador, fiduciario y ex rector de la UFM. El encomio del homenajeado estuvo a cargo del gerente corporativo del Banco, Diego Pulido; y también el presidente del Consejo de Administración, Juan Miguel Torrebiarte, tuvo palabras elogiosas para él. En el contexto del Día de la bandera, el Consejo de Administración de Banco Industrial eligió por unanimidad al ingeniero Ibárgüen por su trayectoria, méritos y proyección hacia el país, como digno ejemplo de imitar en nuestra sociedad, por lo que fue seleccionado para izar la bandera en la Plaza Ramiro Castillo Love. Con anterioridad, Manuel F. Ayau, rector emeritus de esta casa de estudios, también tuvo el honor de izar la bandera en iguales circunstancias.

Un país en el que las personas son libres para elegir y eligen en un ambiente de abierta competencia es un país que progresa. No hay ningún secreto oculto, ni tampoco ningún misterio, tras el éxito de países como Hong Kong. Guatemala podría seguir el mismo camino, si tan solo adoptáramos un sistema de gobierno y de aplicación de la justicia similar. La libertad antecede al desarrollo. Y si Guatemala permanece en la pobreza, será únicamente porque la libertad no es tan robusta como debería serlo, especialmente en el ámbito económico. Cuanta más libertad exista para tomar decisiones, mayores serán las posibilidades de crecimiento moral y económico en Guatemala, dijo Ibárgüen luego de izar la bandera de Guatemala.

Soy racionalmente optimista. Y una mirada al futuro con esperanza tiene más alcance sobre una sólida base moral, explicó.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Gabriel Calzada
Rector
rectoria@ufm.edu



.