La Piranga flava hepática fue avistada en el jardín central del Edificio Académico.
Foto por Pamela Toledo

Una hermosa ave roja, conocida como tángara encinera, fue avistada y fotografiada en la Universidad Francisco Marroquín.

La tángara encinera, o Piranga flava hepática, es un ave escurridiza que no sólo no baja mucho, cerca del suelo, sino que nunca está quieta en un solo lugar. “Son algo eléctricas, pero espectaculares por su color y son un dolor de cabeza para fotografiar”, explicó el biólogo Héctor Castañeda,

El que fue avistado en el Arboretum del a UFM es un macho jóven. Los machos adultos de esta especie tienen el pico negro y en la foto se nota claramente que el de este individuo es entre crema percudido y gris. Las hembras, por su parte, son de color amarillo-verde olivo, añadió Castañeda.

En Guatemala hay tres subespecies de tángaras: la Piranga flava albifacies, la Piranga flava figlina y la Piranga flava hepatica.

La Piranga de la UFM es un ave residente de Guatemala. Es avistada anualmente en el campus sobre las copas de los árboles cerca de la fuente, en el área que hay entre la Biblioteca Ludwig von Mises y el edificio de la Escuela de Negocios. Generalmente se las ve entre las 6:00 y las 9:00 a.m. y entre las 4:00 y las 5:00 p.m. El de la foto fue fotografiado desde el sexto nivel del Edificio Académico, en uno de los árboles que se encuentran en el jardín central. El ave está posada sobre un panal.

Fue avistada por primera vez en agosto de 2007, aunque no se la había podido fotografiar.

Contacto:
Ana Lucía Ortiz, Arboretum
luciaortiz@ufm.edu



.