Luis Pedro Mirón, de la Facultad de Ciencias Económicas y María del Rosario Ortiz, de la Facultad de Derecho, junto a la biblioteca de William H. Hutt.

William H. Hutt, autor del extraordinario ensayo titulado El economista y la política, y cuya biblioteca personal se encuentra en la Universidad Francisco Marroquín, hubiera cumplido 106 años hoy.

Durante su carrera académica, que empezó en 1926, fue una voz valiente a favor de la economía de mercado durante un tiempo en el que la economía keynesiana y las políticas intervencionistas dominaban la profesión de la economía y la arena de las políticas públicas.

Sus primeras contribuciones importantes fueron The Theory of Collecting Bargaining, The Theory of Idle Resources, Economists and the Public y The Economics of the Colour Bar, entre otras. En El economista y la política trató de la imposibilidad política del análisis económico. 

Como vivió en Sudáfrica, Hutt no sólo enfrentó al kenesianismo y al intervencionismo, sino que también al apartheid. The Economics of the Colour Bar fue un reto precapitalista contra aquella política racista. En él demostró que la intervención gubernamental en la economía, basada en criterios étnicos, era mala tanto para los negros como para los blancos.

Richard M. Ebeling, de la Foundation for Economic Education, escribió sobre Hutt que “desde su muerte en 1988 la economía tradicional keynesiana ha sido eclipsada, el poder de los sindicatos ya no es visto como sacrosanto, el apartheid ha desaparecido en Sudáfrica y ha habido un renovado interés por la apreciación y el entendimiento del mercado libre. En buena parte esto ha sido gracias a las ideas y a la consistencia de William H. Hutt. Para aquellos que tuvimos el privilegio de conocerlo, su mayor influencia fue por medio del ingenio y el sentido del humor con los que presentaba sus ideas. Los estudiantes lo adoraban”.

Luego de que Hutt murió, en 1988, su esposa le donó a la Biblioteca Ludwig von Mises, de la UFM, los libros de economía de la biblioteca privada de
Hutt. Los mismos se hallan junto a la biblioteca de José Cecilio del Valle y a la de Carlos Elmenhorst, sobre viajeros en Mesoamérica.

English version by Google.