El morado de las jacarandas, la variedad de colores de las azaleas y el rosado de los matilisguates engalanan el campus de la Universidad Francisco Marroquín al llegar el equinoccio de primavera.

Estas azaleas se hallan frente al Centro Estudiantil.

Las azaleas son plantas ornamentales del gérero Rhodendron. Dicho género cuenta con más de 1000 especies y con miles de cultivares. Son arbustos con hojas pubescentes dispuestas en espiral. Las flores están en grupos y sus pétalos son grandes y coloridos.

Son nativas del hemisferio sur del mundo, y se las hallan en todo el globo. En Guatemala se las encuentra arriba de los 1500 metros sobre el nivel del mar.

Este matilisguate se halla en junto a la garita de Las margaritas.

El árbol de matilisguate es de rápido crecimiento. Llega a medir hasta 30 m de alto aunque es más común de menor altura, posee una corteza grisácea y sus hojas son compuestas de 5 foliolos de diferente tamaño. Las flores son grandes, vistosas y pueden variar de intensidad de color rosado, están agrupadas en inflorescencias terminales y su fruto es una cápsula loculicida alargada semejando una vaina.

El matilisguate es nativo de América, crece desde México a Ecuador. En Guatemala se encuentra principalmente en la boca costa, el árbol ha sido usado como ornamento por sus bellas flores. Se encuentra sembrado en jardines, parques y calles de la ciudad de Guatemala. Ambos árboles adornan el paso por la Avenida Las Américas y la Avenida La Castellana.

Jacarandas vistas desde la Plaza de la libertad.

Las jacarandas florean de febrero a marzo cuando los árboles botan todas sus hojas y solamente tienen miles de flores. Sus flores son de color morado intenso y están dispuestas en grandes panículas. Los frutos semejan a castañuelas; son de color marrón oscuro y tienen semillas aladas.

Nativo de Suramérica, el árbol de jacaranda ha sido naturalizado y es muy popular en Guatemala. Se encuentra sembrado en varios jardines y calles del país. El árbol presenta un verdadero espectáculo en febrero, marzo y abril, no sólo cuando sus copas están llenas de flores, sino cuando estas caen y forman alfombras densas y moradas.

Además de ser usada como planta ornamental, en la medicina tradicional la infusión con sus flores es usada como tratamiento contra las amebas. En algunos países suramericanos también se usa la madera para hacer trabajos de laminado.

Contacto:
Carmenmaría Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu

Guatemala, 20 de marzo de 2019.