Javier Rivera muestra el premio que recibió cono ganador del Concurso Estudiante Emprendedor.

Con 16 años de edad, Javier Rivera se coronó como ganador del Concurso Estudiante Emprendedor y ahora representará a Guatemala en Washington D.C. frente a una comunidad de empresarios en el Global Student Entrepreneurs Award 2015.

La empresa que le valió el premio es iFix, un taller que repara smartphones y distribuye repuestos. iFix se destaca por hacer reparaciones de calidad en un tiempo breve y por sus generosas garantías. Como buen empresario, Javier vio una enorme oportunidad donde otros verían obstáculos: habían muchas otras empresas que se dedicaban a reparar celulares, pero en vez de competir con ellas las convirtió en sus clientes y ahora les vende repuestos.

No esperaba ganar. Estoy muy agradecido y quiero dejar un “quote” para que todos recuerden: sin importar que tan difícil sea su situación, hay que dar el primer paso y empezar y con eso tienen la vida resuelta y podrán alcanzar sus sueños, expresó Javier luego de conocer la buena nueva.

Javier compitió con otras cinco ideas de negocios potenciadas por jóvenes tan apasionados cómo él, todos ellos futuras promesas en el mundo de los negocios en Guatemala.

Leví Durante obtuvo el segundo lugar. Su empresa, Detail Brilliant Star, brinda la experiencia de spa a carros de lujo, motos y yates. Son especialistas en embellecer hasta el más mínimo detalle del interior y exterior de los vehículos, haciendo que luzcan mejor que uno nuevo. Utilizan tecnología italiana y están certificados a nivel internacional.

El tercer lugar fue para Nicole Macías, Jonathan Silverman y Esteban Colom, fundadores de Cien Granizadas, kiosco que vende una enorme variedad de aquella comida tan querida por el paladar guatemalteco. Además de ofrecer la clásica granizada de jugo de limón, estos empresarios han creado 75 jarabes y 25 toppings, creando sabores nunca antes probados en esta golosina.

Para la final del concurso los seis finalistas tenían que presentar su negocio a un panel de empresarios reconocidos en el medio. Hacer un pitch no es tarea fácil. Los emprendedores entraban a un cuarto en total silencio y lleno de gente. Todas las miradas estaban sobre ellos y un enorme cronómetro les recordaba que el tiempo para su presentación –10 minutos– se estaba agotando. Luego de finalizar el pitch, debían defender su negocio de manera ágil y sin mayores titubeos ante las preguntas que el jurado les formulaba.

Pero no todo fue sudor sobre la frente. Los emprendedores también recibieron aplausos y felicitaciones de los jueces por mostrar iniciativa siendo tan jóvenes y por la pasión que le inyectan a sus proyectos.

Los otros finalistas fueron:

Herbert Menzel, cofundador de Burger Stop, un restaurante de hamburguesas a la parrilla de tipo premium que no sólo brinda a los consumidores una buena comida sino también una experiencia que puede darle un final feliz a un día agotador.

José Miguel González de Saltamontes Bar Hopping, un servicio de transporte nocturno para los amantes de la fiesta. Saltamontes lleva a sus clientes a los bares y discotecas más populares de Guatemala sin que se tengan que preocupar por manejar. Al final de la noche los regresa a sus hogares. Además del tour, esta empresa está creando una cultura de no manejar en estado de ebriedad.

Alejandro Rivera. Su empresa, Junto Studio, se dedica al diseño de páginas de Internet en un proceso colaborativo con los clientes. El signo distintivo de este negocio es que promueve en una cultura de aprendizaje entre sus miembros. Su idea es ofrecer páginas más efectivas y agradables en el menor tiempo posible.

El Concurso Estudiante Emprendedor fue organizado por Heurística UFM como el capítulo de Entrepreneurs Organization (EO) para Guatemala. EO impulsa el Global Student Entrepreneurs Award (GSEA), un encuentro mundial que tiene como objetivo inspirar a estudiantes y jóvenes a seguir el camino del emprendedor.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Rocío Pinto
Heurística
heurística@ufm.edu



.