Escena de La noche del 16 de enero, producida por la Organización para las Artes de la UFM.
Foto por Luis Pedro Mirón A.

Karen Andre -acusada del asesinato de Bjorn Faulkner- fue declarada inocente dos veces, y por dos jurados distintos, en las presentaciones de La noche del 16 de enero, obra teatral de la filósofa Ayn Rand, que fue presentada por la Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín, con la dirección de Regina Bonifasi.

Frente a públicos de casi 600 personas en cada una de las presentaciones, Karen Andre fue sometida a juicio por el asesinato de su amante, un destacado hombre de negocios. Diez testigos subieron al estrado para dar sus versiones de esta historia; y dos jurados, seleccionados de entre el público decidieron el destino de la acusada.

Sobre esta obra, su autora escribió que está construida de tal manera que las pruebas de la culpabilidad, o la inocencia de la acusada están cuidadosamente contrapesadas, y la decisión se basará en el carácter y valores del jurado. Es realmente a la audiencia a la que se juzga. En palabras del abogado defensor: “¿A quién se juzga en este caso? ¿A Karen Andre [co-protagonista de la obra]? ¡No!, son ustedes, damas y caballeros del jurado, quienes están siendo juzgados. Son sus almas las que serán puestas a la luz cuando hayan tomado su decisión”.

La presentación de La noche del 16 de enero, el 8 y 9 de agosto de 2013, fue dedicada al rector saliente de la Universidad Francisco Marroquín, anunció Geraldina Baca-Spross, presidente de la Orpafm. A la noche de estreno asistieron Yaron Brook, director ejecutivo del Ayn Rand Institute y su esposa Revital.

Por su parte, Regina Bonifasi, la directora de este montaje, explicó que para mí fue un sueño ver como se realizaba la puesta en escena en la que habíamos estado trabajando tan duro durante siete días a la semana por un mes y medio con el elenco. Desde hace aproximadamente un año que nació la idea, yo ya tenía una visión de lo que sería pero la realidad superó mis expectativas. Lo más bonito ha sido recibir tantas palabras de agradecimiento de parte de los mismos artistas, diciendo que el trabajo que hicimos los ayudó a crecer tanto como actores que como humanos. Para mí lo más importante en el teatro es que sea un trabajo colectivo, inter-dependiente, entre todos los que toman parte de la puesta en escena; y además que sirva como un espejo a la vida misma para que los espectadores puedan relacionarse directamente con la historia.

Waren Orbaugh, conocedor de la obra de Ayn Rand, expresó que ella dejó una visión del hombre independiente y racional, responsable de sus acciones y de su carácter; una moral para vivir y ser feliz en lugar de la tradicional para sufrir y morir; una política benevolente basada en el respeto entre los individuos; y en resumen, una filosofía para vivir en la Tierra, que cambió la vida de millones de sus lectores.

Regina Bonifasi es actriz, directora y escritora de teatro; cuenta con una licenciatura en Artes con especialización en teatro, por la Southern Methodist University. Ella fue la directora artística; en tanto que la regidora de escena fue Valia Zipfel. El diseño de la escenografía estuvo a cargo del equipo del FabLab, de la Facultad de Arqutiectura de la UFM. Stephanie Bendfelt diseñó el vestuario.

Andrea Castilo fue Karen Andre; José Mario Masella fue el abogado defensor; y Daneri Gudiel fue el fiscal distrital. Vea fotos aquí.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Geraldina Baca-Spross
Presidente de la Orpafm
arteopa@ufm.edu



.