Desde que tenemos acceso a un celular, Internet y Google, lo importante no es lo que sabemos, sino lo que podemos hacer con la información que tenemos, escribió Carmen Rodríguez, directora del Departamento de Formación continua, de la Universidad Francisco Marroquín, en un artículo publicado en Prensa Libre.

Puedes leer el artículo completo en el blog de Formación continua.

Haz clic en la foto para ver el artículo.

El coronavirus aceleró el proceso de cambios en la educación porque nos hizo cuestionar cómo aprendemos mejor y por qué seguimos usando las prácticas pedagógicas de lace 500 años. En la Universidad Francisco Marroquín un buen número de profesores llevan años implementando metodologías de aprendizaje activo y como valiente respuesta ante el covid-19, nuevos profesores y estudiantes se sumaron a la experimentación, al uso de tecnología en el aula y al aprendizaje activo, añadió.

El artículo fue publicado en el contexto de un reportaje titulado Una nueva forma de aprender en el que educadores universitarios dieron a conocer los desafíos e innovaciones que se están aplicando en la educación a distancia debido a las restricciones sanitarias.

Carmen Rodríguez hizo alusión a la práctica socrática, al team-based learning, al aprendizaje basado en proyectos y en problemas, al juego de roles, a las actividades que organiza el CoLab, que permiten aprender a aprender. Mencionó el curso sobre sociedades mercantiles, de la Facultad de Derecho, en que se celebró una asamblea de accionistas de forma virtual lo que les permitió a los estudiantes abordar las más recientes reformas al Código de Comercio.

El covid-19 nos ha dado la oportunidad, a todos, de permanecer flexibles, abiertos, despiertos y de continuar aprendiendo.

Contacto:
Carmen Rodríguez
Directora de Formación Continua
formacioncontinua@ufm.edu

Guatemala, 12 de agosto de 2019.