Jane Shaw, durante la primera sesión del seminario en la UFM

La naturaleza humana: ¿destructora, o creadora? es el nombre del seminario sobre ambientalismo de libre mercado que se celebra en la Universidad Francisco Marroquín del 2 al 4 de noviembre de 2006.

El mismo es organizado por el Centro de Análisis de las Decisiones Públicas, de esta casa de estudios, conjuntamente con las organizaciones 
International Policy Network y 
Property & Environment Research Center.

El seminario busca poner en su justa dimensión el fatalismo ambientalista y la percepción del ser humano como un mero destructor, resaltando la capacidad humana de encarar problemas ecológicos con creatividad. 

Durante el mismo se plantearon preguntas como ¿qué es el libre mercado?;  y temas como el desarrollo, el comercio y el medio ambiente; la maldición de los recursos; y la minería.  También los mercados y el agua, los negocios y el ambiente, la protección de los tesoros arqueológicos y el desarrollo sostenible.

Los conferencistas fueron 
Andrew Morris, profesor de la Case Western Reserve University; 
Julian Morris, de IPN; 
Juan Carlos Hidalgo, coeditor de Salud y medio ambiente: mitos y realidades; 
Jane Shaw, de Perc; 
Richard L. Stoup, de Perc; 
Fred L. Smith, del Competitive Enterprise Institute; 
Jorge García, viceministro de Energía y Minas, de Guatemala; y 
Mary Anastasia O´Grady, de The Wall Street Journal.

El objetivo de la actividad es aportar respuestas frescas a las anteriores preguntas, recurriendo a nuevas investigaciones que abordan la problemática ambiental desde la perspectiva económica y jurídica.   La ciencia económica brinda lecciones importantes sobre la acción humana, su motivación y sus consecuencias.  Evidentemente, los problemas ambientales tienen dimensiones económicas que deben ser tomadas en cuenta a la hora de formular propuestas de solución.  El análisis económico del derecho nos permite comprender mejor los efectos deseados y no intencionados de distintos tipos de leyes, así como del funcionamiento de las instituciones que hacen valer la ley.  Además, el análisis de las decisiones públicas ha avanzado nuestra comprensión de la gestión pública al enfocar su atención en el actor político individual y en las dinámicas al seno del aparato público, que son producto de un conjunto de reglas específicas.  Se explica así porqué los resultados derivados de la gestión pública no son siempre óptimos.

Más fotos,
aquí.