Amanita en el campus de la UFM.  (Foto por Arboretum)

Con la temporada de lluvias llegaron los hongos al campus de la Universidad Francisco Marroquín.

Como todos los años, el área donde más se han visto es la del campo de cuerdas del Centro de Excelencia, ubicado en el cerro que está detrás de la Biblioteca Ludwig von Mises.  El Arboretum de esta casa de estudios registra varias especies del reino fungi; y los hay tanto comestibles, como venenosos. Las setas pertenecen al reino fungi, mismo que está formado por organismos como las levaduras y los mohos.  El de la foto es un Amanita, muy venenoso.

La conservación del bosque y de sus habitantes ha sido prioridad desde que el terreno del campus fue comprado por las autoridades de la UFM. Prueba de ello se observa en el diseño arquitectónico de los edificios de la universidad y en el Arboretum de La casa de la libertad.

El campus de la UFM cuenta con remanentes de bosque montano primordialmente dominado por encinos. Estos parches de bosque dentro de la ciudad merecen atención y conservación ya que cumplen un papel muy importante en la protección de especies de flora y fauna que están siendo amenazadas por la explosión demográfica en las partes montañosas de Guatemala incluyendo la metrópolis del valle central.

Es parte de la filosofía de la UFM, que en una sociedad de personas libres y responsables, la conservación del medio ambiente se logra más eficientemente cuando los individuos protegen lo que les significa un interés inmediato. Por eso, la calidad del ambiente no es un asunto de leyes y regulaciones. Por el contrario, es un asunto de administrar los recursos con base en derechos de propiedad y actividad voluntaria.

Los bosques montanos ocupan un área pequeña en el neotrópico, y son importantes debido a que albergan una diversidad genética de plantas de uso forestal, ornamentales, medicinales y comestibles. Además se encuentran muchas especies endémicas, o sea particulares de una región.

Cada año, en diferentes meses, el campus de la UFM se llena de nidos de aves, de orquídeas, de hongos, de arañas bananeras y de otras especies que atraen la atención de quienes estudian y trabajan aquí.

Contacto:
Carmen María Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu