El Ensemble de Música Aeterna, en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez, de la UFM
Fotos por Gustavo Castillo

De acuerdo con una tradición iniciada hace cuatro años, la Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín celebró la Cuaresma; y para ello invitó al magnífico Ensemble Musica Aeterna de Eslovaquia.

El Ensemble utiliza instrumentos originales de los siglos XVII o XVIII y en pocas oportunidades se han visto, en Guatemala, instrumentos europeos del Siglo de las Luces, tal el caso de la  teorba, un instrumento de ocho cuerdas creado en el siglo XVI,  que se utiliza como bajo continuo o como instrumento solista. 

El grupo es dirigido por el Peter Zajicek y contó  con la participación de dos solistas: la soprano Aneta Mihalyová y la flautista, Martina Bernásková.

Las presentaciones fueron el  6 de marzo de 2008 en la 
Capilla de Santa Delfina de Signé; y el 7 de marzo en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez de la Universidad Francisco Marroquín.

Procedente de Bratislava, Eslovaquia, el Ensemble Musica Aeterna fue fundado en 1973 y desde hace años colabora con el Centro de Música Barroca de Versailles.  Se ha presentado en varios festivales internacionales de música barroca, como el Festival von Vlaanderen, que es el Festival de Música Antigua de Holanda en Utrecht;  y en cerca de doce festivales más con sedes en toda Europa Central, España y Escandinavia.   

Para estos conciertos se contó con la valiosa colaboración de la Fundación Castillo Córdova Proyección Social de Cervecería Centro Americana y del Consulado Honorario de Eslovaquia en Guatemala.   

En el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez, el concierto observó un ceremonial solemne, por lo que se le pidió al público que se pusiera de pie, al final, cuando las luces se apagaron. Como parte destacada figuró la exposición de la gran artista Maggie de Bickford, con piezas originales de figuras bíblicas pintadas a mano.    

Contacto: 
Geraldina Baca-Spross, presidente de la Organización
orpafm@ufm.edu