Max Holzheu, en el Ágora de la UFM

Después de siete años de fungir como Vicerrector de la Universidad Francisco Marroquín, el arquitecto Max Holzheu dejará el cargo en mayo de 2006, aunque continuará siendo miembro del Comité de Fiduciarios de esta casa de estudios.

Holzheu ha acompañado a la UFM como fiduciario desde 1977.  Entre 1979 y 1987 fungió como Presidente del Comité de Fiduciarios, y entre 1991 y 1999 fue Vocal del Consejo Directivo. También es miembro del Consejo Directivo del Museo Popol Vuh.  

“Max Holzheu le ha dedicado 29 años de su vida a la UFM y dejó en ella un gran legado.  No sólo dirigió la construcción del campus, sino que nos enseñó la importancia de tener buen ojo para hacer todo bien, hasta en los detalles más pequeños.  La entrega de Max a la Universidad y a la causa de la libertad ha tenido un carácter alegre, consistente y lleno de energía.  Ciertamente vamos a echar de menos a nuestro amigo Max en el Consejo Directivo”, dijo el Rector, Giancarlo Ibárgüen S.

El arquitecto Holzheu recibió su título de tal en la Eidgenössische Technische Hochschule de Zürich, Suiza, el 5 de agosto de 1955.  Luego regresó a Guatemala y se incorporó a la Universidad de San Carlos.