Las estudiantes de Nutrición acompañadas por la profesora Marta Leticia Almengor, a la derecha.
Foto por Angela Reyes.

Las alergias alimentarias constituyen enfermedades de tipo inmunológico que se han convertido en una seria preocupación en los Estados Unidos y otros países. Se estima que el 5% de niños debajo de los 5 años y el 4% de adolescentes y adultos poseen este tipo de alergias y su prevalencia va en aumento.

Las estudiantes de tercer año de la Escuela de Nutrición realizaron una mesa redonda en la que evaluaron los Guidelines for the Diagnosis and Managment of Food Allergy in the United States: Report of the NIAID-Sponsored Expert Panel publicado por The Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

Los síntomas de las alergias alimenticias van desde leves y severos hasta una anafilaxia que puede poner en riesgo la vida. No hay terapias para prevenir dichas alergias, la única opción es evitar el alérgeno en el alimento y el tratamiento involucra el manejo de los síntomas conforme aparecen. Los alérgenos más comunes son huevos, leche, manías, nueces, soya, trigo, crustáceos y pescado.

Las alumnas de Nutrición, conscientes del riesgo de la transmisión de alérgenos en alimentos, efectuaron un estudio minucioso del documento para tener un claro conocimiento del tipo de manifestaciones que se producen, ya que los pacientes con alergias presentan una disminución en la salud física, en el desempeño académico y en la calidad de vida en general.

Entre las recomendaciones que propusieron están: evitar alimentos que contengan alérgeno en pacientes de riesgo, evitar la dieta de alimentos con reactividad cruzada y análisis de los alimentos alergénicos en pacientes con alto riesgo antes de la introducción a la dieta y pruebas en bebés y niños con dermatitis atópica persistente.

La importancia de la lactancia materna se discutió en relación con la inmunidad que adquieren los lactantes que ayudan en gran parte a evitar las alergias alimentarias.

Contacto:
Marta Leticia Almengor
Profesora
manahaim@ufm.edu



.