Armando de la Torre, director de la Escuela Superior de Ciencias Sociales, de la UFM

“El siglo XX se caracterizó, entre otras cosas, por haber sido el primero en el que mujeres figuraron a la vanguardia del pensamiento junto a los hombres”, indicó el profesor Armando de la Torre, de la Universidad Francisco Marroquín al presentar el curso Tres mujeres extraordinarias,  en el que se estudian la vida y obra de Ayn Rand, Hannah Arendt, y Edit Stein.

“Rand, igual que las otras dos mujeres cuya vida y obra son estudiadas en el curso desafiaron al totalitarismo en forma diferente”, explicó de la Torre.

El lunes 16 de abril de 2007, de 6:15 a 7:30 p.m. empezará el segundo trimestre del curso, mismo que estará enfocado en la vida y obra Ayn Rand.

“Mi filosofía”, dijo Ayn Rand, “es el concepto del hombre como un ser heroico, cuyo propósito moral en la vida es su propia felicidad, para quien la realización productiva es su más noble actividad, y la razón su única guía”. 

Ayn Rand, creadora de la filosofía conocida como Objetivismo levantó el edificio de tal filosofía sobre las siguientes bases: 

La realidad existe como algo objetivo y absoluto: los hechos son lo que son, independiente de los deseos, los sentimientos, los anhelos o los miedos de las personas. Este principio se expresa en estas dos frases: a) La naturaleza, para ser gobernada, debe ser obedecida; y b) Que yo desee que algo sea así no lo hace ser así.La razón -o sea: la facultad que identifica e integra el material provisto por los sentidos- es el único medio que tienen las personas para percibir la realidad, su única fuente de conocimiento, su única guía para la acción, y su medio básico para sobrevivir. Este principio se expresa en esta frase: No puedes comerte el pastel y también conservarlo. Toda persona es un fin en sí misma y no un medio para los fines de otros. Toda persona debe existir por sí misma, sin sacrificarse a otros y sin sacrificar a otros a ella. La persecución de su propio interés racional y su propia felicidad es el más alto propósito moral de su vida. Este principio se expresa en la siguiente frase: Toda persona es un fin en sí misma. El sistema político y económico ideal es el capitalismo de  laissez-faire. Se trata de un sistema en el que las personas se relacionan con otras, pero no como víctimas y verdugos, ni como amos y esclavos, sino como socios que intercambian voluntariamente para su beneficio mutuo. Este principio se expresa en la frase que sigue: Dadme la libertad o dadme la muerte.Durante el curso que impartirá de la Torre, se estudiará la  novela monumental  Atlas shrugged (1957), traducida al español bajo el título  La rebelión del Atlas.  Además  We the living (1936), traducido como  Los que vivimos, y  The Fountainhead (1943) o  El manantial.

Información sobre inscripción, horario y costo está disponible en la Escuela Superior de Ciencias Sociales, que dirige el doctor Armando de la Torre, en la Universidad Francisco Marroquín.  Teléfono: 2338-7733.

El trimestre pasado estuvo enfocado en Stein y el próximo lo estará en Arendt.