Warren Orbaugh, Julián González, Wenceslao Giménez-Bonet y Astrid Ayala en la sesión del Centro de Etica David Hume

El orden espontáneo y el desarrollo urbano fueron los temas abordados por Warren Orbaugh en la sesión del Centro de Etica David Hume, de la Universidad Francisco Marroquín, correspondiente al 13 de julio de 2006.

Orbaugh expuso que la ciudad, como forma de asociación, está estrechamente vinculada a la libertad siendo que en sus orígenes griegos y romanos, la  polis y la  civitas eran de hombres libres.  La ciudad, dijo, son los habitantes; en tanto que la urbe es el diseño.  

Observó que cuando los arquitectos hacen urbanismo no diseñan ciudades sino urbes, y que un planificador que quiere diseñar una ciudad, el primer obstáculo que enfrenta es la propiedad privada.  El expositor recordó que el hombre libre era propietario y no propiedad de otros.  La ciudad favorece la vida virtuosa en términos de tolerancia y benevolencia para alcanzar la felicidad.  De hecho, explicó, el trato cortés viene de civil, y este de  civitas

El arquitecto Warren Orbaugh es profesor de Teoría de la Arquitectura y de Diseño en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Francisco Marroquín.

A la sesión, moderada por Roberto Blum, asistieron Coralia de Contreras, Astrid Ayala, Julián González, Erika Bornholt, Amable Sánchez, Susana de Blum, Ramiro Alfaro, Andrea Muso, Margarita de Urrea, Gunther Meléndez, Wenceslao Giménez-Bonet y Luis Figueroa.

El Centro de Ética David Hume busca proporcionar un espacio abierto y permanente de reflexión y discusión sobre la experiencia humana, sobre los valores éticos y sobre la ética en una sociedad de personas libres y responsables; difundir los principios éticos de una sociedad de personas libres y responsables; explorar, discutir y consolidar las relaciones entre la ética, la economía y la cooperación social; constituir un foro permanente de temas relacionadas con la ética; servir como fuente de documentación electrónica, en español, sobre la ética, la economía y la cooperación social.  Las actividades del mismo, son posibles gracias a una donación del doctor Ray Dawson, ex profesor de Columbia University y amigo de esta casa de la UFM.

Más fotos,
aquí