090119 Arboretum.jpg

Las Oncidium sphacelatum adornan el campus con sus racimos de flores.
Fotos por Analú MacVean.

En la Universidad Francisco Marroquín ha comenzado la explosión de colores que traen las orquídeas que engalanan el bosque, los jardines y los estacionamientos de esta casa de estudios. Y el Arboretum de la UFM provee información sobre estas magníficas flores y sobre las demás fauna y flora que abundan en el campus.

“Las orquídeas son uno de los grupos más diversos de plantas del mundo, y de hecho constituyen el 10% de todas las plantas con flores. En Guatemala tenemos la dicha de tener alrededor de 770 especies de estas bellas y muchas veces extrañas plantas”, comentó Analú MacVean, del Arboretum de esta casa de estudios.

La mayor diversidad de orquídeas se da a alturas de entre 800 y 1500 metros

Cattleya aurantiaca.jpg

sobre el nivel del mar; y el campus de la UFM, que está a alrededor de 1500 MSNM, cuenta con remanentes de bosque de pinos y encinos que tienen muchas orquídeas. Adicionalmente, el Colegio Ciudad Vieja, que es vecino de la Universidad, ha rescatado muchas orquídeas de sitios que son deforestados y las coloca en

Epidendrum ciliare.jpg

los árboles del campus. Basta con caminar por los parqueos y por los jardines de la biblioteca para ver varias en flor este mes. Las más vistosas son la Oncidium sphacelatum, de color amarillo; la Sobralia macrantha, de colores morado y rosa; la Cattleya aurantiaca , de color naranja; la Laelia rubescens, que es rosado, lila pálido; y la Epidendrum ciliare, que es blanca,

Laelia rubecens.jpg

con pétalos largos.

O sphacelatum.jpg

“Además de ser usadas como plantas ornamentales, las orquídeas cumplen un papel ecológico importante ya que son fuentes de polen. Aunque algunos pájaros son atraídos por los colores naranja y rojo, la gran mayoría son polinizadas por moscas, mariposas, abejas y avispas que se nutren ávidamente del néctar de estas plantas. Las orquídeas, así como muchas epífitas, son buenas indicadores de la estabilidad y salud de un bosque”, concluyó Mac Vean.

Contacto:
Analú MacVean, Arboretum
amacvean@ufm.edu


.