El artículo de Fred Kofman se halla en Linkedin.

El gran filósofo griego, Sócrates, dijo que una vida feliz es una en la que te conviertes en uno de los personajes que admiras; y la buena noticia es que tú puedes elegir esa vida, escribió Fred Kofman en un artículo titulado Class of 2013: Find Your Spiritual Harness.

En ese artículo, Kofman cuenta cómo es que, muchas veces en la vida, cuando ha estado paralizado por el miedo sin poder ver mucho más allá que lo que está inmediatamente frente a su vista, abandonar la seguridad a cambio de la posibilidad de conseguir lo que quiere le ha parecido demasiado peligroso. Y se pregunta: ¿Cuántos sueños he aplastado sólo porque no podía ver el camino completo?

Kofman también se refiere a sus héroes, a las personas que admira. Y mencionó tres: Viktor Frankl, por su resilencia, su dignidad y su sabiduría; Muhammad Yunus, por su compasión, determinación y creatividad; y Giancarlo Ibárgüen S., por su integridad, su coraje y su amor por la libertad.

El autor recomienda encontrar las características admirables en los personajes que uno admira y sugiere que con base en ellos uno puede encontrar los principios que -en un símil relacionado con el escalamiento de rocas- puede servir como arnés de seguridad para aventurarse a lo desconocido y encontrar nuevos caminos.

Explicó, Kofman, que Frankl transformó su experiencia terrible en Auschwitz en una filosofía de afirmación de la vida; Yunus proveyó con fondos a millones de emprendedores por medio del Grameen Ban; e Ibárgüen lucha infatigablemente por la libertad y la justicia, como rector de la Universidad Francisco Marroquín.

Los héroes necesitan de la adversidad para demostrar su grandeza, y de retos para empujarlos más allá de su zona de control. Las dificultades que enfrentan les permiten desplegar sus cualidades admirables y aunque a veces aquellas puedan parecer maldiciones, de hecho son bendiciones, dice Kofman.

Los personajes admirables pueden fracasar, pero lo hacen de forma gloriosa. Frankl, por ejemplo, ni escapó del campo de concentración, ni liberó a sus compañeros; pero su situación inevitable le proveyó con la plataforma para demostrar su dignidad y compasión, no sólo en Auschwitz, sino como terapista durante el resto de su vida, agrega Kofman.

Al concluir el artículo, Kofman, les da un consejo a los graduados: Para convertirse en los personajes que admiran, necesitarán de la adversidad para mostrar sus bríos. Dénle la bienvenida. Cuando su mente grite: ¡Ah, mier..!, dejen que su alma les susurre: ¡Ah, fertilizante!

¿Quién es Fred Kofman?

Fred Kofman cuenta con un Ph.D. en Economía y es profesor de Leadership and Coaching en el Conscious Business Center de la Universidad Francisco Marroquín. Es miembro del claustro de Lean In y es autor de Conscious Business, How to Build Value Through Values, que también está en audio.

Vídeos por Fred Kofman:

Contacto:
Fred Kofman
Conscious Business Center
cbc@ufm.edu



.