Cara Johnston y Tish Brewer en el taller donde aplanan mapas y reparan libros, en la UFM.

“En esta hermosa colección hemos visto cosas que no habíamos visto antes y que posiblemente no volvamos a ver de nuevo.  La gente debería saber más de esta colección y debería visitarla”, dijeron  Tish Brewer y Cara Johnston, expertas del Kilgarin Center for Preservation of the Cultural Record, de la University of Texas, que vinieron a la Universidad Francisco Marroquín a trabajar en la conservación de la biblioteca de José Cecilio del Valle y en la mapoteca de la Universidad.

“Sentimos que estamos por terminar todo lo que nos habíamos propuesto hacer y que hemos completado nuestra lista de pendientes”, explicaron al acercarse el día en que concluirán su estadía en la UFM.

Brewer y Johnston vinieron el 26 de mayo pasado y partirán el 23 de junio próximo.  Durante este tiempo aplanaron mapas usando técnicas básicas de humedecimiento, secado y aplanado.  También hicieron reparaciones menores que permitirán la mejor conservación de libros que se encuentran ligeramente dañados, o en peligro de resultar dañados.  Igualmente pusieron en práctica formas de manipular los libros con el objetivo de evitar que se deterioren por el uso.

En este sentido construyeron cajas para proteger los libros más precarios, elaboraron “cunas” para manipular con seguridad las unidades, elaboraron ingeniosos apoyos para los libros más grandes, e hicieron objetos para facilitar la lectura sin dañar las páginas.  Tal es el caso de los apoyos hechos con ladrillos forrados y el de la “culebra” que sirve para mantener las páginas abiertas.

Durante el tiempo que permanecieron en la UFM también instruyeron al personal de la Biblioteca sobre la conservación de las colecciones especiales; e impartieron un curso sobre manipulación y conservación de las mismas cuando son visitadas por el público.  También se entrevistaron con Gustavo Montenegro, redactor de la Revista D, del diario Prensa Libre.

La Sala José Cecilio del Valle, donde trabajaron Brewer y Johnston, contiene la biblioteca personal del prócer de la independencia centroamericana; parte importante de la mapoteca de la UFM; una colección de libros sobre viajeros en mesoamérica, donada por Carlos Elmenhorst; y la biblioteca del economista William Hutt; entre otras.

Mientras trabajaban en aquella Sala, las restauradoras fueron visitadas por Kan Shin-ying, ingeniero constructor del Taipei 1001, el edificio más alto del mundo. ingeniero constructor del Taipei 1001, el edificio más alto del mundo.  También fueron visitadas por el grupo que participó en el coloquio sobre ambientalismo que forma parte de la serie Exploraciones sobre la Libertad que organizan la UFM y el Liberty Fund.

Tish Brewer es candidata a un
Master of Science in Library and Information Science; y a un Certificate of Advanced Studies en la University of Texas, en Austin.  Ha hecho trabajo docente en la School of Information, de UT, en el National Preserve of Tauric Chersonesos y en el Institute of Classical Archaeology at UT, en Sebastopol, Ucrania.  También hizo trabajos de conservación en 12th Street Books.

Cara Johnston es candidata a una
Master of Science in Library and Information Science; y a un Certificate of Advanced Studies en la University of Texas, en Austin.  En UT es Benson Latin American Collection Student Technician, ahí ha estado involucrada en decisiones sobre tratamiento de libros en circulación que necesitan reparaciones; y ha efectuado dichas reparaciones, así como empastado de libros.  También asesora a su equipo en materia de técnicas de preservación.

Más fotos,
aquí.