Vista parcial de los asistentes al coloquio sobre la emoción y la razón, en la UFM.

El Centro de Etica David Hume celebró una reunión para discutir acerca de la razón y la emoción, el 4 de marzo de 2010.

¿Existe conflicto entre la emoción y la razón? ¿Es la emoción un medio cognitivo? ¿Cuál debe ser el criterio para establecer qué es bueno y qué es malo? Éstas fueron las preguntas centrales sobre las que se desarrolló el diálogo socrático.

A lo largo de la conversación se expresaron ideas tales como que el hombre es el único animal que puede razonar más allá de las simples emociones. Sin embargo se afirmó que la razón y la emoción colaboran en la toma de decisiones morales. El psicólogo moral de la Universidad de Virginia, Jonathan Haidt afirma que emoción y razón, son las bases de los juicios morales. Haidt señala que todas las culturas comparten en diverso grado cinco grandes valores morales: evitar el daño a los demás, justicia o equidad, lealtad, respeto a la tradición y a la autoridad y pureza. Estos valores se explican por las emociones que los hombres sentimos frente a determinados estímulos. Las emociones son inmediatas y por ello resultan no solo útiles sino indispensables al evaluar lo bueno y lo malo, detalló Roberto Blum, director del Centro.

El Centro de Ética de la Universidad Francisco Marroquín es un foro de discusión en el que nadie debe sentirse desaforado. Busca construir un espacio abierto y permanente de reflexión sobre la experiencia humana en una sociedad de personas libres y responsables.

Entradilla: El conflicto entre emoción y razón fue el tema de discusión del diálogo socrático celebrado por el Centro de Ética David Hume.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Roberto Blum
Director del Centro de Etica
robertoblum@ufm.edu



.