William Saturno con un grupo de estudiantes de la UFM, en el auditorio Friedrich A. Hayek

En 1999, en una aventura que por poco le cuesta la vida, el arqueólogo William Saturno descubrió “la Capilla Sixtina” de los mayas en una pequeña ciudad preclásica al noreste de Petén. 

El de los murales de San Bartolo fue el descubrimiento más extraordinario de la arqueología maya, en años recientes; imágenes ricas en iconografía, en extraordinario estado de conservación y seguramente pintados en el período preclásico tardío c. 100 DC.  Las circunstancias de su descubrimiento puede ser leídas en el
sitio Web del proyecto.

El 16 de enero de 2005, en la Universidad Francisco Marroquín, Saturno impartió una conferencia sobre los murales de San Bartolo; mismos que muestran la visión del mundo que tenían los mayas.  Saturno se concentró en explicar la relación iconográfica que hay entre las escenas de los murales y los puntos cardinales; así como los árboles y pájaros mitológicos que los señalan.

Saturno hizo comparaciones entre los puntos cardinales identificados en San Bartolo y los identificados por Carl Taube en el Códice de Dresden.  Por cierto, en el Museo Popol Vuh se encuentra un facsímil de aquel documento maya y una copia de la parte Norte de los murales en discusión.  En enero de 2004, Saturno impartió otra conferencia, sobre el tema, en el Museo Popol Vuh.

Como nunca antes, los murales revelan los conceptos mitológicos de los mayas preclásicos y proveen una inesperada oportunidad para apreciar la complejidad artística de aquel período; murales que, a su vez presentan unos de los textos jeroglíficos más antiguos del área maya.

En su charla, Saturno presentó los detalles del descubrimiento e investigación del sitio que, en 2002, fuue objeto de un reportaje en la National Geographic Magazine.  Saturno obtuvo un doctorado en la Universidad de Harvard., cuyo Museo Peabody se ha ocupado del sitio.  Actualmente es catedrático en la Universidad de New Hampshire.

Más fotos,
aquí.