Los miembros del equipo de Rotaract Guatemala Este, que incluye 19 miembros de la UFM, frente al hospicio que fundaron.

Diecinueve miembros, entre alumnos y ex alumnos, de la Universidad Francisco Marroquín formaron parte del Proyecto Stella, que desarrolló el primer centro de atención para niños con enfermedades terminales del Club Rotaract Guatemala Este.

Lo interesante [de este proyecto] es que trabajamos con base en el Seminario Espíritu Emprendedor, impartido en la UFM […] en lugar de pedir donativos, creamos mini empresas o proyectos, usando la creatividad para recaudar fondos […] las bases de la UFM se han podido aplicar en ayuda a la comunidad y ha sido un éxito, explicó Rogelio Rámila Penagos, presidente fundador del Club.

El hospicio Casa Stella fue inaugurado el 29 de enero de 2011 con la intención de brindar a niños y jóvenes de hasta 20 años de edad declarados en estado terminal, un lugar digno, seguro y especializado para que enfrenten sus últimas horas, en compañía de sus padres. Casa Stella es la única de su tipo a nivel centroamericano y cuenta con personal sanitario calificado para crear un ambiente placentero y cómodo.

El Proyecto Stella es producto del esfuerzo de los 25 jóvenes que conforman el Club Rotaract Guatemala Este, de los cuales más de la mitad forman parte de La casa de la libertad. El Club logró reunir aproximadamente Q 730 mil por medio de actividades tales como fiestas, rifas, proyectos de arte con artistas guatemaltecos, subastas y ventas de comida, entre muchos otros.

Videos relacionados:

Más fotos, aquí.



.