El doctor Edgar López, tercero de izquierda a derecha, acompañado del Consejo Académico de la Facultad de Medicina de la UFM

A solicitud de la decanatura de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco Marroquín, los profesores del Area de Ciencias Básicas celebraron un seminario de coordinación de los contenidos de los cursos impartidos del Primero al Tercer año de la carrera.

El seminario tuvo una duración de dos meses y concluyó el 28 de octubre de 2006 bajo la dirección del secretario de la Junta Directiva de la Facultad, Edgar López.

La actividad de cierre empezó con la bienvenida por parte del decano Federico Alfaro, que les recordó al grupo docente y a los asistentes, la misión de la Universidad Francisco Marroquín que es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una Sociedad de personas libres y responsables.   

Alfaro también recordó la misión de la Facultad, que es la educación del estudiante utilizando las metodologías modernas para formar un médico científico y humanístico; dedicado a mantener y mejorar la salud de sus semejantes, cualquiera que sea su raza, religión, credo político y capacidad económica.

El médico que se desea preparar deberá poseer los conocimientos básicos para diagnosticar, curar y aliviar al enfermo, así como para colaborar en la tarea de prevenir la enfermedad.

También deberá tener conocimientos del funcionamiento de la organización social desde el punto de vista histórico y económico, para tener la más clara apreciación del mundo en que vive.

El decano, Alfaro, subrayó  la importancia que tiene la cuidadosa coordinación de los cursos, para aprovechar al grado máximo los 36 meses que tienen los estudiantes para formarse antes de ingresar al Area Clínica; así como la necesidad de ser altamente eficientes en el proceso de la enseñanza.

Acto seguido, el director enlace de la Junta Directiva con el Area de Ciencias Básicas, Ramiro Batres, definió los objetivos del Programa que son mejorar la integración del contenido de los diferentes cursos que debe de tomar el estudiante en el Area Pre-Clínica de la Facultad de Medicina, de manera que cada uno de ellos le sirva de base para completar el contenido de los cursos posteriores.  Con esto se pretende mejorar el rendimiento académico de los estudiantes.  Asimismo, se pretende fomentar la comunicación entre los catedráticos, a manera de optimizar la coordinación entre los mismos y que puedan tomar acciones que resulten en una mejoría, tanto en la calidad de la enseñanza por parte de los profesores como en el aprendizaje por parte de los estudiantes.

Acto seguido, el Director del Consejo Académico, Rodolfo Marroquín, presentó a los directores de cada área sus conclusiones y recomendaciones; de tal manera que las áreas indicadas fueron; Area Numérica, a cardo de Jorge Antillón Mata; Area Humanística, a cargo de Luis Alfredo Aguilar; Area Biológica, a cargo de Elizabeth Orellana; Area Química, a cargo de Lucrecia de Hernández; y Area Clínica, a cargo de Julio Díaz Caceros.

Los 45 profesores que asistieron, los miembros de la Junta Directiva, así como las autoridades de la Universidad Francisco Marroquín, representados por el vicerrector administrativo, Ottavio Benfatto, escucharon con atención las disertaciones indicadas y las conclusiones generales de la actividad, las cuales se pueden resumir en un gran beneplácito de los profesores por haber participado en este proceso, que consideraron de gran utilidad para sus cátedras y para sus alumnos y por ende para la Facultad de Medicina.

La solicitud de parte de ellos es que se continúe con estas reuniones de forma periódica, ya que durante el proceso, la evolución del trabajo, y demás,  iniciaran cambios en sus cátedras sobre la marcha que han resultado en una mejor coordinación para los estudiantes.

Este evento fue considerado por la Junta Directiva tan exitoso y las sugerencias tan importantes, que habrá una sesión de seguimiento en tres meses y también se hará del conocimiento de los estudiantes de los cambios efectuados.

Es importante recordar las palabras del doctor Batres al inicio de su disertación, las cuales llevaban el sentir de los profesores: como catedráticos tenemos claro que trabajamos en la mejor Facultad de Medicina de Guatemala y probablemente de Centro América.  Que los graduandos de nuestra Facultad son profesionales de mucho prestigio, al extremo que muchos de los que se han ido a hacer su post grado a los Estados Unidos de Norteamérica, ahora ocupan cargos muy importantes dentro del sistema de salud de nuestro país y los que se han quedado o regresado, ahora generalmente son los líderes de la medicina que actualmente se practica en Guatemala.

Más fotos,
aquí.