Vista de los participantes en el recorrido de observación de aves en la UFM. (Foto por Arboretum)
Vista de los participantes en el recorrido de observación de aves en la UFM. (Foto por Arboretum)

Treinta y cinco especies de aves fueron observadas en el campus de la Universidad Francisco Marroquín durante el paseo organizado por el equipo del Arboretum el 22 de noviembre de 2015.

Entre las aves observadas se cuentan: Zopilote negro, cabezón degollado, golondrina gorrinegra, xara, matraca barrada tropical, saltapared continental sureño, cenzontle pardo, chipe de Wilson, oriol de Baltimore, chipe peregrino, zanate, vireon cejirrufo, saltator cabeza negra, mot mot, garcita verde, tordo cantor, becard de garganta rosada, paloma arroyera, carpintero arlequín, chipe dorsiverde, capulinero gris, carpintero olivaceo, carpintero frentidorado, tangara roja, tangara aliblanca, vireo de ojo rojo, vireo solitario, y tangara encinera.

Un recorrido virtual por el Arboretum está disponible aquí.  En el campus de la UFM hay más de 200 aves identificadas y el recorrido del 22 de noviembre pasado fue guiado por Maco Centeno, especialista en ornitología.

El Arboretum de la UFM ofrece las lecciones perdurables para todos aquellos interesados en proteger el medio ambiente:

  • Que son las personas en lo particular quienes deben preocuparse y responsabilizarse de su entorno, procesando la información específica de tiempo y lugar de sus localidades para descubrir nichos ecológicos.
  • Que no existe incompatibilidad entre el crecimiento económico y la calidad del medio ambiente. Al contrario, mientras mayores son los ingresos de la personas, mayores son los recursos que se pueden poner a la disposición de la protección del medio ambiente.
  • Que la efectiva protección del medio ambiente depende del establecimiento de instituciones que protejan los derechos individuales. El reconocimiento de la propiedad privada constituye una condición esencial para mejorar la calidad del medio ambiente. Esto permite ampliar los procesos de mercado que generan los recursos para mejorar el nivel de vida de las personas y, además, para crear espacios de alto valor ecológico.

Contacto:
Carmanmaría Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu