Escobedo explicó la exhumación de una dama noble de Topoxté.  

Uno de los sitios mayas más conocidos es Piedras Negras y el arqueólogo Héctor Escobedo habló sobre la forma en que allá se recordaba a los muertos, tanto en la arquitectura monumental como en las inscripciones.

La conferencia la ofreció en el Museo Popol Vuh, de la Universidad Francisco Marroquín, el 28 de mayo de 2015.

Escobedo recordó que en las inscripciones mayas se recogen datos para la historiografía.  Mostro una lista de los gobernantes de Piedras Negras e hizo alusión al hecho de que el hijo no heredaba el nombre del padre, sino el del abuelo que era una tradición propia de aquella ciudad.  En su conferencia aludió a la secuencia cerámica y con esa información hizo una correlación entre los gobernantes con las fases cerámicas.

Con respecto a las prácticas funerarias mostró testimonios funerarios por medio de glifos.  También se refirió a la tradición de enterrar, con los gobernantes, bultos sacrificiales que contenían los restos de adolescentes.  Habló de ofrendas como orejeras, collares, máscaras, y otros de concha y jade. 

Se refirió a  la tradición de reingreso a las tumbas por parte de los mayas clásicos y a las ceremonias durante las cuales eran extraídos los huesos de los gobernantes y mostró iconografía al respecto.  Otra ceremonia practicada fue la de quemar el interior de la tumbas de los gobernantes.

Héctor Escobedo es coordinador del proyecto arqueológico El Perú-Waka´. Ha realizado varias investigaciones en importantes sitios arqueológicos como Piedras Negras, Kaminaljuyú, Dos Pilas y San Bartolo, y ha publicado varios libros y artículos que se enfocan en arqueología y escritura jeroglífica de las tierras bajas mayas.

Contacto:
Rossanna Valls
Museo Popol Vuh
popolvuh@ufm.edu