Warren Orbaugh, Luis Figueroa, Rossana de Grazioso y Gabriel Calzada durante el foro sobre Ayn Rand y el Objetivismo, en la UFM

Para conmemorar el 103 aniversario del nacimiento de Ayn Rand, el Centro Henry Hazlitt de la Universidad Francisco Marroquín celebró un panel foro sobre la vida y obra de la filosofa y novelista.

La celebración incluyó la proyección de escenas selectas de 
Ayn Rand, A Sense of Life, el documental de Michael Paxton que fue nominado al Oscar; y en el panel participaron los profesores Gabriel Calzada, del 
Instituto Juan de Mariana; Warren Orbaugh, de la 
Facultad de Arquitectura y Luis Figueroa, del 
Centro Henry Hazlitt.  El mismo fue moderado por Rossana de Grazioso, del CHH.

Durante la discusión se habló sobre el altruismo y sobre el interés propio y el egoísmo, sobre la importancia de la moral objetivista y sus diferencias con el subjetivismo; y sobre otros temas como la relación entre la razón y los sentimientos.  También sobre el papel del Objetivismo en el estudio de la filosofía de la libertad.

El libro de Ayn Rand,
A Sense of Life, se encuentra en la Biblioteca Ludwig von Mises; y la película está disponible en  Take One, la tienda de vídeos de Plaza Futeca, en la zona 14.  Los miércoles, a las 5:30 p.m., en la Biblioteca, se reúne el 
Club de Lectura de Ayn Rand que, actualmente, se encuentra discutiendo 
El Manantial.

Ayn Rand, creadora de la filosofía conocida como Objetivismo levantó el edificio de tal filosofía sobre las siguientes bases: 

La realidad existe como algo objetivo y absoluto: los hechos son lo que son, independiente de los deseos, los sentimientos, los anhelos o los miedos de las personas. Este principio se expresa en estas dos frases: a) La naturaleza, para ser gobernada, debe ser obedecida; y b) Que yo desee que algo sea así no lo hace ser así.La razón o sea: la facultad que identifica e integra el material provisto por los sentidos es el único medio que tienen las personas para percibir la realidad, su única fuente de conocimiento, su única guía para la acción, y su medio básico para sobrevivir. Este principio se expresa en esta frase: No puedes comerte el pastel y también conservarlo. Toda persona es un fin en sí misma y no un medio para los fines de otros. Toda persona debe existir por sí misma, sin sacrificarse a otros y sin sacrificar a otros a ella. La persecución de su propio interés racional y su propia felicidad es el más alto propósito moral de su vida. Este principio se expresa en la siguiente frase: Toda persona es un fin en sí misma. El sistema político y económico ideal es el capitalismo de laissez-faire. Se trata de un sistema en el que las personas se relacionan con otras, pero no como víctimas y verdugos, ni como amos y esclavos, sino como socios que intercambian voluntariamente para su beneficio mutuo. Este principio se expresa en la frase que sigue: Dadme la libertad o dadme la muerte.

Más información sobre la obra de Rand está disponible en el 
Ayn Rand Institute.  El foro, en la UFM, se celebró con el Auditorium Friedrich A. Hayek lleno, el 27 de febrero de 2008.

Contacto:
Luis Figueroa
luisfi@ufm.edu