Caption

Las lluvias de junio hicieron brotar los zompopos de mayo en el campus de la Universidad Francisco Marroquín; y el viernes pasado fueron vistos a inmediaciones de la fuente de la Biblioteca Ludwig von Mises.

Francisco Ximenez, copista y traductor del Popol Vuh y autor de Historia natural del reino de Guatemala, se refiere a aquestas grandes y con alas, no salen del hormiguero, sino es cada año cuando caen los primeros aguaceros, que es por el mes de mayo…y se levantan volando con una singularidad maravillosa.

Zompopos de mayo es el nombre común de los Atta cephalotes; un tipo de hormigas grandes. La reina es de color café oscuro y de dos centímetros de largo. Los soldados son de cuerpo café y de uno punto cinco centímetros de largo o más.

La especie se distingue por sus hábitos de cortar hojas y usarlas para cultivar un hongo para su alimento. Esta especie forma colonias subterráneas enormes que se extienden hasta 200 metros cuadrados, o más e incluyen a millones de zompopos obreros.

Sus comunidades están conformadas por una reina y varias castas de trabajadoras desde soldados, con mandíbulas fuertes, hasta obreras muy pequeñas encargadas de cuidar el hongo del que viven.

Sus vuelos de cortejo y apareamiento ocurren en la madrugada después de las primeras lluvias fuertes, cuando el suelo está húmedo. Después del vuelo nupcial, la reina pierde sus alas y excava una cavidad en donde coloca sus huevos y un pedazo de hongo que cargó adentro de su boca, desde la colonia original.

Los primeros obreros nacen a las seis semanas del apareamiento. Representa una de las plagas más dañinas en las áreas tropicales de América que se extiende desde Texas, en Estados Unidos de América, hasta Perú.

Los zompopos de mayo son comestibles. Suelen ser asados al comal y consumidos con mantequilla y sal. En esta época se les consigue en los mercados de San Juan Sacatepéquez y El Guarda. También son populares, entre los niños, porque debido a su carácter es fácil involucrarlos en peleas.

Para conocer más sobre la fauna y flora en el campus visite el Arboretum.

Contacto:
Carmen María Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu