El arqueólogo Bernard Hermes durante su conferencia  
NewMedia

Además de revelar al visitante algunos conjuntos arquitectónicos de gran interés, los trabajos en Yaxhá, Topoxté y Nakum han redundado en avances significativos en el estudio de la civilización maya. Estos avances fueron expuestos por el arqueólogo Bernard Hermes en el Museo Popol VUh.

Yaxhá y Nakum son dos de los sitios más grandes del Petén, con una larga historia que se remonta hasta el período preclásico. Durante el período clásico, ambos se convirtieron en grandes centros que participaron activamente en la vida política y cultural de las tierras bajas.

De especial interés es el sitio de Topoxté, situado en una isla del lago de Yaxhá, que era ya un lugar importante durante el período clásico, y se convirtió en un centro principal durante el postclásico, hasta su abandono final hacia el año 1450.

Las investigaciones en Topoxté han revelado información crítica sobre este período, que hasta hace poco permanecía casi completamente ignorado en la arqueología de las tierras bajas mayas. Estos trabajos también han revelado tumbas muy ricas. En particular, el entierro 49 de Topoxté contenía un ajuar funerario muy elaborado, con abundantes ofrendas de cerámica, jade, hueso, y un conjunto particularmente fino de objetos de concha.

Estos hallazgos, y sus implicaciones para el estudio de la civilización maya, fueron presentados en
publico.jpg conferenciapor el arqueólogo Bernard Hermes, que ha participado en los trabajos desde su inicio. Graduado en la Universidad de San Carlos, se ha especializado en el estudio de la cerámica arqueológica, y cuenta con una larga experiencia de investigación en Tikal y muchos otros sitios de las tierras bajas mayas.

25 AÑOS DEL MUSEO POPOL VUH