El pasado 17 de febrero se realizó una mesa redonda sobre aditivos nutricionales con la participación de estudiantes del curso sobre Higiene y Manipulación de Alimentos de la Escuela de Nutrición. El objetivo de la mesa fue la evaluación de los efectos de los aditivos alimentarios en la salud del consumidor.
 
Los aditivos son sustancias que se utilizan para modificar las características organolépticas ( sabor, olor, color, textura) de los alimentos no siempre tienen un valor nutricional, aumentan el tiempo de vida o estabilidad del alimento, ayuda a la fabricación y a  ofrecer alimentos más atractivos para el consumidor todo ello entre otros avalado por el artículo 4 del Reglamento (CE) 1333/2008 sobre aditivos alimentarios.

Actualmente existen más de 1,500 aditivos, algunos son naturales o semi-sintéticos, pero la mayoría son artificiales. Muchos de estos aditivos son nocivos para la salud de los consumidores. Debido a esto es importante la regulación rigurosa de estos aditivos para que no se encuentren en exceso en los productos disponibles en el mercado.

Recientemente se retomó el debate sobre el tema de los aditivos, la discusión versa sobre si lo aditivos son buenos, necesarios o nocivos para la salud. La necesidad de los aditivos debe ser demostrada con tecnología, para poder disminuir el riesgo del exceso de consumo por las personas. Un ejemplo de esta necesidad tecnológica es que sin los aditivos sería muy difícil la conservación de alimentos producidos a nivel industrial. 

Por otro lado, existen regulaciones sobre el el uso de estos aditivos porque muchas veces disminuyen el valor nutricional de los alimentos, ocultan la baja calidad de los productos,  y en general, pueden engañan al consumidor. Los aditivos pueden ser  nocivos para la salud, por eso es importante la opción de los aditivos naturales y la lectura del  etiquetado de los ingredientes de los productos alimenticios, para así conocer a cabalidad los ingredientes que ingresan a nuestro cuerpo. 

El campo de la nutrición afecta a todos los individuos, y su estudio permite aplicar la ciencia y el arte de la alimentación para satisfacer las necesidades de salud, es por eso que se vuelve relevante en cualquier campo laboral. La Escuela de Nutrición de la Universidad Francisco Marroquín ofrece planes de estudios vanguardistas y de alto prestigio, que preparan a los graduados para el éxito en el campo de la salud. 

Contacto:
Marta Leticia Almengor
Escuela de Nutrición
manahaim@ufm.edu

Guatemala, 7 de marzo de 2016