La entrevista fue publicada en la página 10 de la edición del 1 de octubre de 2007.

Andrés Marroquín, profesor de Economía de la Universidad Francisco Marroquín y primer graduado del Programa Impulso al Talento Académico, de esta casa de estudios, fue entrevistado para el diario Siglo Veintiuno.

Marroquín expresó que “el éxito no llega solo y que para alcanzarlo hay que pagar el precio”.  También comentó que “tengo pasión por lo que no conozco y por lo que quiero entender”.  Para él es necesario que existan ejemplos a seguir, en la sociedad.

Luego de obtener su licenciatura en Ciencias Económicas en la UFM, Andrés Marroquín obtuvo un doctorado en la George Mason University; y efectuó sus investigaciones en la República Dominicana, Colombia y en Ghana.

La entrevista fue publicada el 1 de octubre de 2007, en la página 10, en la sección Los Nuestros, que está a cargo de la periodista Sandra Valdez.  

En la Universidad Francisco Marroquín, el propósito del programa Impulso al Talento Académico es formar profesionales capaces de ser exitosos, local e internacionalmente, preparados para ocupar las más importantes posiciones de liderazgo y llevar a cabo la 
misión de la Universidad Francisco Marroquín.

Esta casa de estudios, por medio del Programa ITA otorga, durante toda la carrera a los estudiantes seleccionados, una beca completa a cada uno para cubrir los gastos de matrícula, cuotas y libros de texto. Además concede una mensualidad para útiles de estudio y transporte. El Programa también cubre los gastos de alojamiento en residencias universitarias.

Los estudiantes que gozan de los beneficios del Programa ITA son seleccionados cuidadosamente con el propósito de reclutar a alumnos con capacidades intelectuales extraordinarias y con la determinación de adquirir una excelente formación profesional en Administración de Empresas, Estudios Políticos, Economía o Derecho. Otra condición indispensable para tener acceso al programa es que aquellos estudiantes carezcan de recursos económicos suficientes para costear sus estudios.

Los estudiantes mantienen promedios superiores a la media en sus respectivas unidades académicas y, además, demuestran elevadas cualidades de liderazgo.