Giancarlo Ibárgüen S., rector de la UFM; Antonio Yan y Hugo Maul con la fotografía de Hayek que Yan le obsequió al Rector.

“La Universidad Francisco Marroquín cuenta con tecnología muy avanzada, con un campus hermoso, con un claustro eficiente y generoso, y con estudiantes muy inteligentes.  Aunque sólo di un curso, pude notar que los estudiantes son muy inteligentes, de modo que si quisieran estudiar posgrados en cualquier parte del mundo, estarían en perfecta capacidad de hacerlo”, dijo el profesor Antonio H.D. Yan, al concluir el período durante el cual enseñó en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín.

“Noté que los estudiantes, en la UFM, tienen que tomar muchas clases durante un semestre.  Y eso es muy diferente a lo que ocurre en Taiwán, o en los Estados Unidos.  Creo que son lo mejor de lo mejor”, añadió.

Yan fue profesor de Teoría y Política Monetaria en la Universidad Francisco Marroquín durante 12 meses; y ha dirigido el Departamento de Economía de la Feng Chia University, en Taiwán.  Es experto en finanzas internacionales, comercio internacional, macroeconomía, teoría y política monetaria, y desarrollo económico de Asia. Yan cuenta con un Ph. D. de la State University of New York; una maestría en la Chinese Culture University; y un B.S, en la Chung Yuan Christian University.  En agosto de 2005 concluyó su visita a la UFM y partió de vuelta a Taiwán.  

“Además de las clases hice tres presentaciones.  Una sobre un 
, que será publicada próximamente; otra sobre 
, en un seminario organizado por el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales; y una sobre el espíritu emprendedor en Taiwán”, explicó Yan.

“Además de eso participé en varios seminarios dirigidos a profesores que venían de Brasil y de India.  Encontré que en la Universidad Francisco Marroquín uno encuentra profesores de todas partes del mundo.  Esta es una universidad muy internacional y eso me sorprendió mucho”, agregó.

“Otra experiencia extraordinaria, que disfruté mucho, fue mi participación en un 
, dirigido por el rector Giancarlo Ibárgüen y organizado por el Liberty Fund.  Yo creo que sería muy bueno que tuviéramos ese tipo de coloquios en Taiwán.  Creo que los países asiáticos necesitan de ese tipo de discusiones ya que la libertad es algo que damos por sentado y es algo que le interesaría mucho a la gente de Asia y de Taiwán”, indicó el profesor Yan.

“Durante mi estancia en la UFM la Universidad me invitó como parte de la delegación que asistió a la reunión anual de la 
, que fue una experiencia muy inusual e interesante para mí.  Vi que allá los profesores de la Universidad asistían a todas las reuniones y que mantenían muy ocupados en las conferencias, a pesar de que estábamos en Las Vegas.  Patrocinado por mi universidad en Taiwán, también participé en una conferencia en Florencia, Italia.  Allá presenté una serie de ponencias sobre el espíritu emprendedor en Taiwán, en las que me identifiqué como profesor de la UFM, y como consecuencia muchas personas se mostraban curiosas acerca de esta universidad y de Guatemala, ya que a mi me impresionó el espíritu emprendedor que hay en este país.  Antes de concluir mi tiempo, en la UFM, viajé a Brasil donde me reuní con el profesor 
, de la Universidad de Caixas do Soul, a quien conocí en la Universidad Francisco Marroquín. Allá me reuní con estudiantes de MBA y di una presentación sobre el espíritu emprendedor en Taiwán”, explicó Yan.

“Después de todas aquellas experiencias si alguien me preguntara si debe venir a Guatemala y a la Universidad Francisco Marroquín le diría que esta universidad es de primera clase y que es sorprendente.  Si alguien en Taiwán me preguntara, yo le diría que no lo piense dos veces y que venga”, concluyó Antonio Yan.

Durante su último día en la UFM, el profesor Yan almorzó con el rector Ibárgüen y con el profesor Hugo Maul.  En esa ocasión, Yan le obsequió al Rector una foto de Friedrich A. Hayek durante su visita a Taiwán en noviembre de 1975.