El equipo de Mantenimiento de la UFM, en el Jardín Manuel F. Ayau.

La carpa del Agora de la Universidad Francisco Marroquín recuperó su blancura, los árboles derribados están siendo removidos y hasta los peces de la fuente de la Biblioteca Ludwig von Mises están por recuperar su hábitat, gracias a la dedicación y el compromiso con la excelencia de parte de los equipos de Mantenimiento, Jardinería y Seguridad de la UFM.

La arena que expelió la erupción del Volcán de Pacaya, y luego las lluvias y vientos que trajo la tormenta Agatha -entre el 27 y el 30 de mayo- causaron daños en el campus de La Casa de la Libertad, y los habitantes de su Arboretum sufrieron las consecuencias. Empero, la labor efectiva y concienzuda que los miembros de aquellos tres equipos hicieron durante el fin de semana y durante el lunes, han permitido que hoy el campus luzca casi como si nada hubiera ocurrido.

Como se puede ver en las fotos del viernes; y en las fotos que tomó Francisco Yoc, miembro del equipo de Mantenimiento, las tareas de limpieza no fueron sencillas. La arena estaba en todos los rincones y hubo que asegurarse de que todos los desagües no estuvieran obstruidos. Árboles y ramas caídas están siendo cortadas en pedazos y removidas. Los peces fueron rescatados, limpiados y, una vez a salvo, el azolvamiento de las fuentes está siendo limpiado a fondo.

Los turnos del día y de la noche han trabajado incansablemente, con la supervisión de Luz María Barrientos y Patricia Solares; y la del secretario general, Ricardo Castillo A.

Fotos, por Pamela Toledo, aquí.

Contacto:
Giancarlo Ibárgüen S., rector
rectoria@ufm.edu



.