Vista de los participantes en el coloquio sobre Don Quijote, en la UFM

La libertad, como el motor que mueve a don Quijote; el diálogo socrático como instrumento para combatir la indiferencia y el aburrimiento en clase; la importancia de que los jóvenes mejoren su vocabulario en español; y el valor de la tecnología, para la educación, fueron algunos de los temas que directores de colegios y profesores de la Universidad Francisco Marroquín discutieron durante un coloquio sobre  Don Quijote de la Mancha.

La obra de Miguel de Cervantes fue discutida en el marco de un coloquio dirigido por el rector, Giancarlo Ibárgüen S., que se celebró en esta casa de estudios el jueves 10 de agosto de 2006, durante la mañana y la tarde.  El mismo fue titulado  Esperanza, imaginación y libertad en Don Quijote.

En el mismo participaron María del Carmen de Camey, del Centro Escolar Campoalegre; Julio Roberto Asturias, del Centro Escolar El Roble; Josef Michael Daum, del Colegio Alemán; Ana María de Alvarez, del Colegio Internacional Montessori; Rita Cabarrús, del Colegio Naleb; Friedrich Baaz, del Instituto Austriaco Guatemalteco; Mireya de Abularach, del Colegio Monte Alto; Rodolfo Bianchi, del Colegio Valle Verde; Luis De León, del Colegio Discovery; y Siang de Seidner, Grete Pasch, Rossana de Grazioso y Amable Sánchez, de la Universidad Francisco Marroquín.

“Fue una idea excelente compartir este coloquio con los directores de colegios”, dijo Siang de Seidner, directora del Departamento de Educación de la UFM.  “Para quienes no son de habla hispana fue una experiencia acercarse al Quijote de esta forma y explorarlo por medio de las ideas de esperanza, imaginación y libertad.  También fue muy bueno coincidir en lo importante que es, tanto para profesores como para estudiantes, entusiasmarse con la lectura”, añadió.

Parte importante del coloquio es el almuerzo, durante el cual continúan las discusiones.