Miembros de la UFM durante el desayuno en el que completaron un Mannequin Challenge. (Ingresa en la fotografía)

Con el lema ¡Tus acciones generan efectos positivos!, colaboradores de la Universidad Francisco Marroquín celebraron los éxitos de 2016 con un desayuno el 8 de diciembre de este año.

Para el efecto, el departamento de Mercadeo elaboró iconografía que recuerda la importancia de las acciones individuales y su relación y efectos en los resultados de todo el equipo.  Fichas de dominó sirvieron para ese efecto, mismas que los colaboradores de las distintas unidades académicas y administrativas decoraron con sus aportaciones.

Los manteles individuales –en las mesas– recogieron meditaciones sobre El ingenioso hidalgo, don Quijote de la Mancha.

Distintas unidades académicas y administrativas organizaron juegos y competencias relacionadas con los efectos positivos que generan las acciones de los individuos y el Jardín Manuel F. Ayau estuvo muy animado antes de que el desayuno fuera servido.

El rector, Gabriel Calzada, ofreció unas palabras alusivas al lema de la celebración y les deseó, a todos, sus parabienes en el próximo 2017.  Así mismo agradeció la contribución de todos al cumplimiento de la misión de esta casa de estudios, que es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

El equipo de voluntarios que ayuda a celebrar el festejo organizó competencias y concursos cuyos ganadores recibieron numerosos premios.  Los regalos fueron donados por American Airlines, Central de Alimentos, Claro, My App, Servicomp, Moderna, Ecssa, Viajes Tívoli, Tigo, Criptonube LLC, Canella S.A. Byte, Homeland, Diana Canella y Anfitriones UFM. 

Durente la celebración, el poeta Amable Sánchez leyó una de sus obras:

                                                                      NAVIDAD DE NIÑO RICO
                                                                                             
                                                                                              …”!Hijo,
                                                                                     pareces un niño rico¡”
                                                                                      (Juan Ramón Jiménez).
                                                                               
                                                                               A todos los que me quieren,
                                                                               me aguantan, me perdonan.
                                                                                                          Amable.

                                                                            Chinchines y Flor de Pascua.
                                                                            ¡Si parezco un niño rico!
                                                                            Tengo un castillo en el aire
                                                                             y en el mar otro castillo
                                                                             con almenas de coral
                                                                             y adarves de oro bruñido.
                                                                             En sus torres mi esperanza 
                                                                             tremola como un designio.
                                                                             Si sueño, sueño que sueño. 
                                                                             Si duermo, sueño dormido. 
                                                                             Si despierto, invento el alba.
                                                                             Si no despierto… 
                                                                                                          –¿Qué lirios
                                                                            son aquellos, madre?
                                                                                                           –¿Cuáles?
                                                                             –Aquellos… 
                                                                                                          –Son tus delirios…
                                                                             ¡Descansa ya¡… 

                                                                                                            Y yo descanso
                                                                              otra vez en su infinito
                                                                              vaivén de cuna y de ola,
                                                                              azul siempre y siempre tibio.            
                                                                                   
                                                                               ¡Regalos!… ¿Para qué tantos,                          
                                                                               si aún contemplo embebido 
                                                                               entre nostalgia y silencio 
                                                                               el regalo de ser niño?

Contacto:
Gabriel Calzada A.
Rector
rectoría@ufm.edu

Guatemala, 12 de diciembre de 2016.