Los estudiantes de Economía, Administración de Empresas y Auditoría llenaron el Auditorium Friedrich A. Hayek.

Los estudiantes de primer ingreso, de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Francisco Marroquín, escucharon a Manuel F. Ayau hablar sobre la importancia de someter el poder a las leyes y sobre el proyecto 

ProReforma.

En el auditorio Friedrich A. Hayek, de la 
UFM, los estudiantes y el presidente de ProReforma se reunieron el 24 de enero de 2007.

ProReforma busca proteger los derechos de las personas, para que todos vivan y se dediquen a las actividades que escojan libremente, siempre que no violen derechos ajenos, en la convicción de que solamente así se puede lograr la prosperidad anhelada y la acción comunitaria sana. 

Según la propuesta, el Gobierno cuidará prioritariamente del orden público, reforzará y hará cumplir prontamente la justicia, velará porque se cumplan los contratos y se respete la propiedad, hará que se paguen los impuestos, atenderá subsidiariamente la red vial. No pretenderá nunca ser protagonista en las actividades económicas de las personas particulares, y menos aún establecerá medidas para garantizar beneficios a ningún sector a expensas de los demás.

El fin de ProReforma es proponer a la ciudadanía la reforma política del Estado de Guatemala, mediante el establecimiento de normas generales y abstractas de conducta justa, en la Constitución Política de la República.

Se ha escogido este procedimiento para no tener que convocar a una asamblea constituyente ya que tal organismo estaría sujeto a presiones políticas de los grupos de interés, lo cual implicaría inconvenientes ampliamente conocidos. La modificación que se propone no es perfecta y puede no ser del agrado de todos, pues esto sería imposible.  De manera que la disyuntiva que se le presenta a la ciudadanía es simplemente que escoja entre dos sistemas políticos: el que tenemos actualmente, que es reglamentario y caduco; o el que derivaría de normas constitucionales generales, abstractas y aplicables a gobernantes y a gobernados.

Más fotos,
aquí.