Grupo de estudiantes de Medicina mientras participaban en el curso y visitaban la Biblioteca

Los estudiantes de Proceso Económico, del Centro Henry Hazlitt de la Universidad Francisco Marroquín, exploran la Biblioteca Ludwig von Mises para conocer mejor los recursos que ofrece la misma.

“Estamos dando a conocer los recursos nuevos que tiene la Biblioteca e iniciamos con los 246 alumnos de Proceso Económico II que estudian Arquitectura, Ciencias Políticas, Relaciones Internacionales, Derecho, Psicología, Medicina, Odontología y Nutrición”, explicó Luis Pedro Mirón, coordinador del Centro de Información de aquella facilidad. 

Se ofrecen 12 cursos y los instructores son el personal del Centro de Información: Luis Pedro Mirón, José Larios, Guillermo Pineda, Mercedes Estrada y José Zepeda.

La idea es enseñarles a los estudiantes a buscar información de una mejor forma, en fuentes confiables, y que conozcan los recursos que tiene la biblioteca. La actividad consta de dos partes, una en el Laboratorio de Computación New Media y la segunda parte en la Biblioteca.

“Trabajamos en el Laboratorio para que cada alumno tenga una computadora y pueda ir navegando, explorando y realizando las búsquedas junto con el expositor, de esta forma aprenden haciendo, no solo viendo”, indicó Mirón. 

“En el laboratorio realizamos búsquedas relacionadas con un tema económico ya que la clase es de Economía, y vemos el proceso de hacer una investigación desde qué tema escoger, qué queremos saber de ese tema, cómo seleccionar las palabras y frases clave, donde buscar y cómo buscar. Buscamos el mismo tema en 5 diferentes lugares: Google, Xreferplus (150 enciclopedias y diccionarios en línea), EBSCO host (más de 4000 revistas especializadas y arbitradas), Oxford Scholarship Online (más de 1000 libros completos en línea) y el Catálogo de la Biblioteca”, explicó Mirón. 

“En la segunda parte de la actividad, vamos a la biblioteca a buscar físicamente los libros que encontraron en el catálogo y les explicamos como están ordenados los libros, enciclopedias y las revistas por tema. Luego les damos un tour por toda la biblioteca y los llevamos a la sala José Cecilio del Valle para que conozcan la colección de libros antiguos que tiene la UFM”, añadió. 

“Con esto inauguramos oficialmente que se puede comer en el primer nivel de la biblioteca, siempre y cuando sean limpios y lleven sus bebidas con tapadera”, concluyó. 

Más fotos
aquí