Vista de los estudiantes de Odontología, durante la presentación de sus casos.  Observa la profesora Marta Leticia Almengor.

Quince estudiantes de Microbiología II, de la Facultad de Odontología, presentaron casos de problemas en su carrera, cuyas soluciones se pueden aplicar a otras carreras como Medicina y Nutrición.

El estudio de casos, como un método de enseñanza en las ciencias de salud, ayuda al estudiante a desarrollar una mente critica a través del análisis de los problemas que se presentan en los diferentes pacientes en las clínicas, hospitales o en  un accidente, explicó Marta Leticia Almengor, profesora de Microbiología en la Facultad de Odontología de la Universidad Francisco Marroquín.

El estudio de caos asocia los síntomas clínicos con todo el proceso infeccioso que se presenta, e investiga y efectúa consultas bibliográficas pertinentes.

El proceso a nivel del aula es el siguiente:

Elegir un caso real; establecer las preguntas en relación a las características del caso; indicar  la bibliografía a consultar tanto digital como impresa; y establecer el grupo de trabajo de no mayor de cinco miembros.

Luego, nombrar un coordinador entre ellos que distribuya los sub-temas a investigar, reunir la información y crear el informe respectivo; enviar el informe a todos los compañeros de clase unos dos días antes para su conocimiento; y establecer el día de la presentación a través de una mesa redonda bien definida en temas, tiempo.

Para ello, elegir un moderador de la mesa redonda; presentar el caso al pleno y promover la discusión del mismo entre todos los miembros de la clase; y entregar el documento impreso y digital para su evaluación respectiva de parte del catedrático.

Contacto: 
Marta Leticia Almengor, profesora
manahaim@ufm.edu