Asdrubal Vargas, de Estudiantes por la libertad; Sebastian Ibárgüen; Giancarlo Ibárgüen; y Olga de Ayau.
Foto por Jorge Jacobs.

Por una vida dedicada incansablemente a la causa de libertad, el exrector y fiduciario de la Universidad Francisco Marroquín, Giancarlo Ibárgüen S., recibió el Premio Manuel F. Ayau en el marco de la Conferencia Latinoamericana de Estudiantes por la Libertad 2014.

En una ceremonia emotiva, el reconocimiento lo presentó Olga de Ayau, viuda del fundador insignia de la UFM y a quien el premio le debe su nombre.

Olga de Ayau aprovechó la oportunidad para contar al público una simbólica anécdota: siendo Giancarlo apenas un adolescente, su cuarto estaba repleto con los folletos del Centro de Estudios Económico-Sociales y textos del liberalismo. Su vida, literalmente, ha sido una dedicada a la libertad. Ibárgüen es emprendedor y educador; es presidente del CEES, fue secretario de la Mont Pelerin Society y es directivo del Liberty Fund, entre otras actividades relacionadas con la defensa de la libertad.

Al hacer entrega del premio el auditorio entero estalló en aplausos y Giancarlo recibió una ovación de pie de cerca de tres minutos.

El premio fue un reconocimiento y un modesto agradecimiento por haber abierto camino para los jóvenes activistas y libertarios de hoy en día, sin mencionar todas las acciones que ha realizado en su vida para mejorar la calidad de vida de las personas en todo el mundo mediante la difusión de la libertad, expresó María Wer, organizadora de la Conferencia.

Estudiantes por la Libertad honra cada año a una persona que ha luchado por la libertad en el país donde se lleva a cabo la Conferencia. El año pasado Chile fue el anfitrión y por lo tanto el premio fue para José Piñera, un distinguido economista y arquitecto del sistema privado de pensiones que se ha vuelto un ejemplo a seguir.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Gabriel Calzada
Rector
rectoria@ufm.edu



.