“El caracol” se encuentra en el segundo piso del Edificio Académico.
Foto por Angela Reyes.

El Caracol cuenta la evolución de la infraestructura del campus de la Universidad Francisco Marroquín por medio de gráficas. ¿Y dónde se encuentra? En el segundo piso del Edificio Académico; si caminas por allí un gran caracol aparecerá bajo tus pies.

El objetivo del Caracol es relatar la historia de este campus y cómo La casa de la libertad se ha desarrollado en él. La Secretaría General, encargada del proyecto, consideró importante que la comunidad universitaria y los visitantes conozcan la inversión de capital que se necesitó para construir los edificios que ahora albergan a los futuros profesionales del país.

Este campus, esta obra, estos edificios, esta gran inversión tiene una finalidad: la de contribuir a lograr la prosperidad pacífica de todos los guatemaltecos. El medio que los fiduciarios y amigos de la Universidad Francisco Marroquín hemos escogido para contribuir a esta meta ha sido el de educar bien a nuestros futuros líderes intelectuales, no solo para que adquieran destreza profesional sino también para que comprendan y aprecien el valor de los principios de la civilización judeocristiana basada en la libertad, […] Que pase adelante quien ame la verdad, la libertad y la justicia, expresó Manuel F. Ayau en el acto de inauguración del campus, el 4 de julio de 1987.

El campus de la UFM -que le ha quitado el aliento a más de un visitante- se construyó con base a donaciones y en estos momentos está en construcción un nuevo edificio que recibirá el nombre de Centro para las ciencias UFM. Éste también se está erigiendo gracias a donaciones y constituye un esfuerzo para que los estudiantes cuenten con una casa de estudios con la mejor infraestructura y tecnología disponible.

La Universidad Francisco Marroquín fue fundada en 1971 y su primer ciclo académico arrancó con apenas 125 estudiantes y mil. De 1972 a 1987 la UFM operó en unas saturadas y viejas instalaciones que alquilaba cerca de la Guardia de Honor, en la zona 10 capitalina.

En 1978 los fiduciarios obtuvieron un préstamo que les permitió comprar un terreno de aproximadamente 23 manzanas sobre un área boscosa en el corazón de la ciudad. La construcción del nuevo campus inició a mediados de 1980 con el Edificio Académico y concluyó siete años después, consumando un paso trascendental para todos los que vieron crecer a la UFM desde sus inicios.

Al Edificio Académico le han seguido otras instalaciones como la Biblioteca Ludwig von Mises, los museos Popol Vuh e Ixchel, la Plaza de la Libertad y, más recientemente, la Escuela de Negocios. La arquitectura de todos estos edificios ha logrado combinarse con la naturaleza que circunda el área. La UFM también se ha dado a la tarea de conservar la flora y fauna que vive dentro del campus por medio del Arboretum.

Contacto:
Claudia Llarena
cllarena@ufm.edu



.