Jorge Castañeda Cofiño recibió la Orden del Pop; y Roberto Villalobos Viato se hizo acreedor, junto a Esteban Arreola, del Premio Hunn, reconocimientos que otorga cada año el Museo Popol Vuh de la Universidad Francisco Marroquín. La ceremonia de entrega se realizó el martes 16 de julio de 2019 en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez.

Jorge Castañeda al momento de recibir el reconocimiento otorgado por el Museo Popol Vuh.

Aparte de la entrega de los reconocimientos, durante la entrega de la Orden del Pop y Premio Huun de este año fue reconocida con una fuerte ovación la labor del equipo de voluntarios docentes del Museo Popol Vuh.  Recibieron sus pochas de cacao correspondientes quienes cumplieron  5, 10 y 15 años de labor voluntaria continua, siendo ellas: María Matha Samayoa, Krystha Tejeda de Oliva, María Olga Pontaza de Calderón, Marta Marina Romero, Norma Virginia Hernández de Rodríguez, Patricia Betancourt de Pérez, Sonia Judith Tello Pérez, Claudia María Marín y Rose Marie Stixrud.

Durante el acto, los asistentes disfrutaron de la nueva propuesta musical de la Marimba Contemporánea, que interpretó melodías de su segundo CD que será publicado próximamente. Estos jóvenes intérpretes, licenciados en música, acoplaron maravillosamente los sonidos de dos marimbas con un bajo eléctrico y percusiones, en un fresco e inesperado giro, que acerca a la juventud a nuestro instrumento autóctono.

Una de las noticias que se compartió durante el evento, fue el lanzamiento de la nueva página web del Museo Popol Vuh que renueva su imagen para mantener actualizada tan importante vía de comunicación y facilitar su uso, ya que se adaptará a diferentes formatos, según el dispositivo electrónico que prefieran los usuarios. Esta nueva página, incluirá vistas aéreas del museo y actividades y contará en el futuro con un sistema de inscripción en línea para las actividades del museo.

Al terminar el acto de entrega de los reconocimientos, se dio por inaugurada la nueva exhibición temporal El Legado de los Reyes. Por si fuera poco, el arte actual estuvo presente también, por medio de la muestra de pinturas y esculturas de cerámica de los artistas Patricia Betancourt y Carlos Chaclán, respectivamente, cuya exhibición/venta, permanecerá abierta hasta el viernes 19 de julio.

La velada se complementó con una cena típica, en honor de los galardonados, invitados especiales y los asistentes al Simposio Nacional de Arqueología con bebidas donadas por CBC, Empresa Pilar del Museo Popol Vuh y en la buena compañía de música de marimba, con un extenso reparto de música guatemalteca.

Jorge Castañeda, Casa Santo Domingo y su pasión por conservar un legado

Jorge Castañeda es un empresario guatemalteco propietario del Hotel Casa Santo Domingo, uno de los más famosos de la Antigua Guatemala. Dicho hotel se encuentra en lo que fuera el convento de los Dominicos en la ciudad colonial, el cual, después del terremoto de 1976 prácticamente quedo abandonado y en ruinas. La propiedad fue comprada por Edwin y Virgina Shook, reconocidos arqueólogos que realizaban numerosos trabajos de consultoría.

En 1986 la empresa PROTUACSA, representante del Hotel Casa Santo Domingo, le compró el convento en ruinas a Edwin Shook. A raíz de estas compra-venta Jorge Castañeda se volvió un buen amigo del matrimonio Shook y posteriormente de Marion Popenoe, quién había realizado trabajos en la ciudad de Kaminaljuyu. Los Shook, compartieron con Jorge la idea de hacer un centro cultural en el terreno y los trabajos de Marion Popenoe, hicieron comprender a Jorge Castañeda la importancia del trabajo arqueológico, la protección del patrimonio y su preservación para generaciones futuras.

Al quedar Jorge Castañeda a cargo de la empresa, comenzó a desarrollar su idea de convertir las ruinas del convento en un lujoso hotel en donde el turismo no solo pudiera alojarse con todas las comodidades, sino que también se fusionara la historia, el arte, la arqueología y la religión.

El trabajo de Jorge Castañeda fue dando frutos, y poco a poco el proyecto cultural albergado dentro del Hotel Casa Santo Domingo se convirtió en algo único. El hotel se ha convertido en un lugar emblemático de Antigua Guatemala en donde los huéspedes y visitantes pueden maravillarse con las diversas colecciones que alberga. Un total de seis museos están abiertos al público y a los investigadores, sentando un precedente de cómo se puede poner el patrimonio en uso. La visión de Jorge Castañeda ha ido creciendo y actualmente administra otros sitios en donde sigue poniendo en práctica su exitosa idea de turismo cultural.

Este año se le otorga la Orden del Pop por su dedicación y entrega a la antropología y arqueología guatemalteca, por su trayectoria académica como investigador, por ser un excelente empresario y ejemplo.

En 1998, el Museo Popol Vuh creó la Orden del Pop, una condecoración destinada a honrar los méritos de personas que han contribuido a la conservación, investigación, o difusión del patrimonio cultural de Mesoamérica. Esta condecoración simbólica fue concebida con la idea de reconocer y promover los esfuerzos de individuos que dedican su tiempo y energía para este propósito, sea como profesionales o aficionados.

La palabra pop significa estera o petate. En la antigua Mesoamérica, la estera era un símbolo de poder y realeza. Las esteras eran tejidas cuidadosamente a partir de juncos u hojas de palma. Servían como asientos para los gobernantes, al igual que las pieles de jaguar y otros tejidos valiosos. El uso de las esteras como símbolos de realeza era tan distintivo que en el altiplano de Guatemala, los reyes recibieron el título Ah Pop; el de la estera. La condecoración consiste en un diploma y un broche de oro con el símbolo Pop, emblema del Museo Popol Vuh.

Rostros mágicos: el reportaje extraordinario de Roberto Villalobos y Esteban Arreola

Por el reportaje Rostros Mágicos que describe a los artistas mascareros guatemaltecos publicado en la Revista D del diario Prensa Libre; el periodista Roberto Villalobos y el ilustrador Esteban Arreola se hicieron acreedores del Premio Huun.

Vista del reportaje al interior de la Revista D.

En 2003, el Museo Popol Vuh instituyó el Premio Huun para la Prensa  de Guatemala, que se entrega anualmente a los autores del mejor reportaje de prensa escrita y digital sobre un tema relacionado con la conservación, investigación y divulgación de la arqueología o historia de Guatemala. Por medio de este premio, se pretende estimular el interés de la prensa para la divulgación del trabajo arqueológico que se lleva a cabo en el país, mejorar la calidad de los reportajes de prensa, y contribuir a la educación del público en lo relacionada a la arqueología de Guatemala.

El premio consiste en un diploma, un broche de plata y un lote de publicaciones del museo, que se entregan al autor del reportaje y al ilustrador que haya participado en el mismo. Los reportajes nominados para el premio pueden tocar temas de arqueología de la época prehispánica, colonial o independiente, hasta n el año 1900 de nuestra era. El nombre del premio se deriva de la palabra maya huun, que significa libro o papel. El broche que se entrega a los ganadores presenta el signo jeroglífico HUUN, cuya forma gráfica corresponde a la representación de un libro prehispánico cerrado, con forro de piel de jaguar.

Ambos premios se confieren en forma anual en ocasión del Simposio sobre Investigaciones Arqueológicas en Guatemala.

Contacto:
Rossana Vals
Directora
popolvuh@ufm.edu

Guatemala, 18 de julio de 2019.