Vista de una de las propuestas de los estudiantes de Cuarto año de Arquitectura de la UFM.
Foto por Axel Paredes.

Una exhibición de maquetas en las que los estudiantes representaron una terminal portuaria de cruceros en Puerto Quetzal, se halla en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Francisco Marroquín. Con el uso de nuevas tecnologías de diseño digital y fabricación, cada uno de los estudiantes de cuarto año del Taller de Diseño Avanzado, realizó su propuesta individual, dirigidos por el arquitecto Axel Paredes.

Al diseñar su proyecto, cada uno de los estudiantes debió tomar en cuenta aspectos estructurales en su diseño, resolver doble curvatura en la geometría, utilizar un componente repetitivo que tomara ventaja de la nueva tecnología de fabricación digital y utilizar tecnología de modelaje en tercera dimensión.

En cuanto al clima, las maquetas debían responder a necesidades de ventilación, sombra y lluvia, sin tener que sobre-enfatizar respuestas de manera exhaustiva gracias a los climas de Guatemala que, a pesar de ser distintos, son bastante tolerables. El arquitecto Paredes explicó que de esta manera se evitan proyectos que pretenden dar una imagen “verde” y “pseudo-sostenible”,o que estén deformemente cargados de estrategias apropiadas para climas exagerados que se dan en latitudes distintas a las de Guatemala. Creo que esta es una actitud que debemos evitar: el sensacionalismo climático.

Cada una de las maquetas fue hecha con la cortadora láser, por lo que sus creadores debían escoger entre madera, acrílicos, cartón o MDF como sus materiales. Sin embargo a pesar de utilizarse una paleta específica de materiales por la cortadora, ésta se ha utilizado de varias maneras: desde membranas tensadas con componentes de plástico, hasta formaletas de MDF para utilizarlas como base para resina y arcilla.

El resultado del trabajo y la exhibición ha sido sumamente satisfactorio para los estudiantes. Varios de ellos han comentado sobre la gran facilidad con la que logran hacer prototipos de geometría más complejos, maquetas y estudios en el nuevo Laboratorio de Fabricación Digital de Arquitectura, que da la oportunidad de utilizar las herramientas de diseño y de fabricación arquitectónica de vanguardia.

La UFM fue pionera en América Latina al adquirir una cortadora láser para ser utilizada exclusivamente en arquitectura. Esta tecnología cada vez hace más presencia en las escuelas de arquitectura de Europa y Estados Unidos de América, pero muy pocas universidades de la región tiene acceso a una cortadora láser, y usualmente la utilizan en las áreas de diseño industrial o mecánico.

La exhibición podrá apreciarse hasta el 26 de junio en la Facultad de Arquitectura; y transcurrida esta fecha las maquetas estarán en la Biblioteca Ludwig von Mises.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Axel Paredes, profesor
axelp@alum.mit.edu



.